martes, 16 de marzo de 2010

Donde Mario


Estaba espléndido el día en el Norte éste pasado Domingo. El sol empieza a asomar, y parece que ya hemos dejado atrás tanta lluvia, alertas, tormentas, oscuridades y "ceros energeticos". Por cierto, que menuda armamos aquí por uno, o dos días de apagón; no quiero ni imaginarme lo que sería estar como la gente de Girona, que cuando escribo ésto hay sitios que llevan ya siete dias sin luz, y con temperaturas bastante más bajas que aquí. Parece increíble que puedan pasar éstas cosas en pleno siglo XXI.

Decía que ya se intuye la primavera, y, aunque las mañanas son todavía un poco frescas, hacia el mediodía el día va mejorando, y con un sol radiante en Santa Cruz quedamos para ir a picotear por el Norte. Paramos en Santa Úrsula, en la Cuesta de la Villa. Desde la Carretera General nos llegaban unas preciosas las vistas del Teide todavía manchado de nieve, y del Valle y el Puerto de la Cruz. Aunque conocía desde hace tiempo éste mesón, no había entrado nunca, y la verdad es que es uno de los mejores sitios donde he comido en bastante tiempo.

Es una casa acogedora, con aparcamiento propio al lado. A la entrada nos recibe una pequeña barra con taburetes y un espacio con pequeñas mesas, tipo tasquita para picoteo, y dentro el comedor con mesas más amplias. Tiene una carta muy variada, combinando cocina canaria con platos típicos de mesón castellano. Además tienen algunos platos del día fuera de carta. La atención y el servicio excelente, baste reflejar que, antes de pedir nada, le ponen a uno para ir haciendo boca el pan ,junto con un poco de chorizo palmero, un pudding de pescado con gambas y un chupito de crema de calabaza. Todo un detalle y además está muy bueno.

Pedimos Morcilla caseras, Queso frito con mojo rojo, mojo verde y miel de palma; Garbanzos con bacalao, exquisitos, los garbanzos pequeñitos y tiernos; Calamares fritos, muy bien con el toque justo de harina; Una original y deliciosa ensaladilla de bacalao; Pulpo a la canaria, extraordinario, guisado y macerado en el aceite, vinagre y pimienta, maceración que potencia su sabor, acompañado de papitas guisadas; Boquerones bien frititos; y unos Chipirones en su tinta acompañado de arroz guisado, sabrosísimos, muy bueno el relleno y estupenda la salsa. Nos quedamos con las ganas de probar unas judías con manitas de cerdo y unas albóndigas de ciervo que tenían muy buena pinta, pero no podíamos más. De ése estilo tienen muchos platos más, como ensalada templada, vieiras, Huevos al estampido..., mucho y variado como para volver y no repetir plato. De postre pedimos flan de la casa, mousse de chocolate, Biscuit con chocolate, tarta de turrón, postre de tres leches, delicioso, y café, servido en cafetera doméstica, de las de toda la vida.

De beber, un vino de cosecha propia, dicen que muy bueno, aunque yo de vinos no entiendo, cuando lo bebo cometo el pecado de mezclarlo con Seven Up, y con unos cuantos refrescos nos salió por unos 20€ por cabeza, precio razonable para el sitio y todo lo comido y bebido. Un sitio muy recomendable al que volveremos.
Dirección: Ctra. Provincial Cuesta de La Villa nº 199. Santa Úrsula
Teléfono: 922-304 585







Imprimir artículo

2 comentarios:

  1. DE P.... PENA UN CHASCO. NO ES LO QUE PARECE Y CARISIMO.

    ResponderEliminar
  2. Es un muy buen sitio para comer. Buen servicio

    ResponderEliminar

Comenta lo que quieras

* * * * * Top 5 sitios más vistos del blog * * * * *