lunes, 19 de abril de 2010

Restaurante Delfín


De éste sitio ya había dado una pequeña reseña en un post anterior, en uno de los "popurris" de sitios en los que he estado hace un poco de tiempo. Lo actualizo ahora, ya que en ésta pasada Semana Santa que hemos estado por la zona, le hemos rendido visita otra vez, y sigue igual de bueno. Recomendable si se pasan por el Sur.


Se encuentra situado en Callao Salvaje, al final de la calle, yendo hacia la playa, en los apartamentos Las Barandas, junto a una piscina natural privada y a unos diez metros de altura sobre el mismo mar, en un sitio privilegiado desde el cual podemos observar la inmensidad del océano, y, si hace buen tiempo, se divisa perfectamente La Gomera. El comedor interior está distribuido de tal forma que la mayoría de las mesas estén junto a los grandes ventanales de cristal para que la panorámica sea el acompañamiento perfecto a la buena comida, viendo el batir de las olas casi a nuestros pies. Si además queremos sentir la brisa marina y que prácticamente nos salpique la ola, tiene una pequeña terraza abierta, aunque si hay brisa fuerte se hace incómodo comer ahí.

Casi toda la clientela del restaurante es extranjera, mayormente inglesa, con lo que la cena se sirve bastante temprano, y a la hora que nosotros vamos a cenar ya hay mucha gente terminando. La señora que nos atiende (creo que es la dueña), también es inglesa pero domina perfectamente el castellano, y está totalmente integrada, es una persona muy agradable y siempre de buen humor, bromeando con los clientes, aunque ésa noche andaba algo cabreada, como nosotros, porque, para seguir con la tradición de éste año, mientras cenábamos al Tenerife le iban cayendo goles en Sevilla.

Hacen unos estupendos Mejillones a la marinera, Aguacate con gambas, Melón con Jamón serrano, menús para niños (Spaguetti, salchichas...), Ensaladas, pescado variado y carnes. Ya hablé de lo bueno que estaba el Pollo al ajillo, con una salsa para hartarse de sopetear pan; pues ésta vez probé el Pollo "Especial Delfin" con una salsa con cebollas y champiñones, que tampoco se quedaba atrás. ¡Que bién hacen aquí las salsas!. Y el pollo carnoso y tierno, muy bueno. Pedimos también Calamares a la romana, buenos y bien rebozados, unas gambas al ajillo muy sabrosas, con la única pega de que les dejan la cáscara por la parte de la cola (¿para qué, si las comemos con tenedor?) y es un poco incómodo comerlas calientes, ya que tienes que pelarla y te quemas los dedos. Preparan también unas papas asadas al horno, al estilo de los "paponazos" que hacen los kioskos en fiestas y carnavales; Papas grandes envueltas en papel albal, las asan con piel, las abren por la mitad y las rellenan con una salsa, entre ali-oli y tártara, que está muy rica. Lo acompañamos con unas cuantas jarras de cerveza bien fría y refrescos, y de postre, fruta helada (limón , naranja), y flan casero. Nos salió sobre 16€ por cabeza. Una cena agradable, salvo por la derrota final del Tenerife, que tiene pinta de irse irremisiblemente al pozo de Segunda. Esperemos el milagro.

Dirección: Calle La lava S/N, Callao Salvaje. Teléfono 922-740 261.
Imprimir artículo

1 comentario:

  1. Hola:
    Estuve comiendo alli hace unas semanas y coincido con todos tus comentarios.
    Fuimos a comer un domingo y tuvimos las suerte de hacerlo en la terraza y de que hiciera un muy buen dia.
    La comida muy buena, las vistas espectaculares y la dueña (que es inglesa) muy agradable.
    De hecho le comenté donde había encontrado la reseña de su restaurante y no sabia nada.
    Le pedi su correo electronico y le envie la direccion para que comprobara lo que se decia de su restaurante.
    Volveremos para seguir catando la gran variedad de platos que tiene.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar

Comenta lo que quieras

* * * * * Top 5 sitios más vistos del blog * * * * *