lunes, 27 de septiembre de 2010

La Pradera



Un buen descubrimiento el que hicimos en ésta ocasión. Está en la Victoria. Para los que conozcan la zona, bajamos la calle que da al aparcamiento del conocido restaurante Los Garrafones, y, casi al final, nos lo encontramos. Es relativamente fácil aparcar cerca. Yo lo hice en la misma carretera, un poco más abajo, y desde ése tramo de calle, que está sin edificar, ya que hay un pequeño terrenito plantado allí, se contemplaba la espléndida imagen del Teide que muestra la fotografía. (hagan click en ella si quieren verla más grande).

Es un sitio sencillo, sin grandes alardes, acogedor, diáfano, con bastantes mesas pero que no se vuelve ruidoso cuando está lleno. Otros sitios parecidos se autodenominan "Guachinche", aunque para mí no lo son, me gusta más como lo llaman ellos, Bodegón, que según la Real Academia es un "sitio o tienda donde se guisan y dan de comer viandas ordinarias". Lo que aquí llamaríamos "de comida casera". Aunque alguna vianda de aquí es, más que ordinaria, extraordinaria, como la asadura. ¡Que buena estaba!.

Ofrecen, entre otras cosas, Queso, Fabada, Sopa, Mollejas, Papas rellenas o Carne de cabra. La carne tiene muy buena pinta, podemos contemplar como la exponen y la preparan en una gran mesa de madera en la cocina junto a los fogones, ya que no está totalmente cerrada, y tenemos que pasar junto a ella obligatoriamente si vamos a la zona de servicios. Preparan Bistec de res o de cerdo, Chuletas de cerdo o pollos asados. Nosotros pedimos Garbanzas, muy buenas y jugosas; Asadura, que como dije estaban estupendas, de hecho las repetimos; Unas costillas fritas, con un aliño que parecía carne fiesta, muy buenas también, y rematamos con un gran bistec de cerdo, en su punto. De postre pedimos quesillo casero, y acompañamos la comida con una cuartita de vino, cuatro o cinco refrescos, y agua. Todo muy bueno, y sólo por menos de 38€. Como digo, un buen descubrimiento.

Dirección: C/ Arrayanero, 20. LA VICTORIA DE ACENTEJO.
Teléfono: 922-580 378

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Las Rosas


¡Cuanto tiempo sin venir por La Esperanza!. La última vez fué las pasadas Navidades, y de noche, a tiro hecho, en el Bodegón Campestre. Pero pasear de día, y comer en la Esperanza, hacía bastantes años. En tiempos, era uno de los sitios más recurrentes para ir, venía casi todas las semanas. Creo que a lo largo de mi vida he comido en casi todos los restaurantes que nos encontramos yendo por carretera desde los Rodeos hasta la zona donde empieza Las Raíces. Pero los tiempos y los hábitos cambian, y las dos últimas ocasiones en que he ido, muy espaciadas en el tiempo, han sido invitaciones por ocasiones especiales.

Ésta vez estaba dando una vuelta con mis hijos enseñándoles la zona, Las Lagunetas, el mirador de Montaña Grande, Las Raíces, y recorriendo ése monte, aprovechando el día espléndido que hacía, y paramos a picar algo en el Restaurante Las Rosas, un clásico de la Esperanza al que iba asiduamente hace tiempo. Ha cambiado bastante, a mejor, está remozado, con distinta decoración, y con una distribución del comedor diferente a lo que recordaba, pero guarda la esencia de restaurante típico, donde podemos picar los buenos platos de nuestra gastronomía, o celebrar una ocasión especial en sus salones privados.

Tiene una carta amplia y variada, desde ensaladas, de picar Croquetas, Pulpo frito, Queso frito con salsa de arándanos, Pimientos de padrón, Parrilladas de embutidos, Mejillones a la plancha, Revuelto de seta con gambas...; y su especialidad, las carnes; variedad de Solomillos, Chuleta de ternera, de cerdo, Chuletón de Buey, Bistec de cerdo, Entrecot, Pollo, Conejo... . Mucho dode elegir.

Nosotros fuimos a picar algo, así que pedimos, cómo no, unas Garbanzas, Un queso asado con mojo rojo, verde y salsa de arándanos, muy rico; Una parrillada con sus chistorras, salchichas y morcilla, y un buen plato de calamares a la romana, que no es un plato que se le ocurra pedir a uno normalmente en ésa zona, pero a los niños les encanta el plato, así que lo pedimos y el caso es que estaba muy bueno. Acabamos llenos y no hubo postre, así que con unos refrescos y un café, nos fuimos muy a gusto a seguir el recorrido, por poco más de 30€. Tengo que volver por la zona, me trae buenos recuerdos.

Dirección: Ctra. Gral. Las Cañadas, km. 7,800. LA ESPERANZA. Teléfono: 922-297 355

jueves, 2 de septiembre de 2010

Casa Pana


¡Vaya mes de Agosto hemos pasado!. El mercurio del termómetro parecía un ascensor, con ésa combinación de olitas de calor, con días de verano, pero un poco más frescos, y ésa traca final, de tres o cuatro días, como si de un último toque de cocción se tratase, a 35º o 40º, para darnos un punto óptimo de asado. Ésta vez dejamos de lado la playa, a ésas alturas ya andaba uno un poco saturado de mar y piscina, a pesar del calor. Nos disponiamos a ir a Vilaflor por el Sur, a dar un paseo. Hacía tiempo que no pasábamos por allí, y la verdad es que con ése día espléndido se disfrutaba del bonito paisaje de postal que nos ofrece el paraje. A medida que subíamos y que se iba acercando el mediodía, la temperatura se iba una vez más por encima de los 30º, que dentro del coche no se notaban, pero sí al llegar a Vilaflor. No era tan agobiante como otros días, pero hacía calorcito.

Entramos a éste restaurante porque nos gustó que tuviera comedor al aire libre, además de otras estancias. Es una casa canaria antigua. Dos de las habitaciones junto a la entrada están reconvertidas en comedores. También habían habilitado otro comedor en lo que fué un pequeño establo, donde se estaba bastante fresquito. Fuera, en la terraza, unas cuantas mesas a la sombra de unas parras, con vistas a los montes de Vilaflor, y ahí mismo, en el exterior, la barbacoa donde preparaban la carne, como si estuviéramos invitados en casa de unos amigos. Allí nos sentamos. Se estaba a gusto a la sombra, con el único inconveniente de unas pocas moscas que se autoinvitaron, y nos "acompañaron" durante toda la comida. Cosas del calor.

En su carta ofrecen, cómo no, Tabla de quesos de Vilaflor, y, entre otras cosas, Salchichas y chorizos parrilleros, Escaldón, Ensaladas, Fabada, Carne de cabra, Bacalao, Pollo al ajillo, y carne a la brasa preparada en la barbacoa de leña que comenté antes. Nosotros pedimos Queso asado con miel, unas buenas Garbanzas; un plato de "Pringo" (trozos de carne de cerdo con una fritura de tomate, pimiento y cebolla, y con tropezones de gofio amasado), que estaba rico; Conejo en salmorejo con papas arrugadas, muy bueno también, y nos ofrecieron fuera de carta Carne en salsa con papas, parecía más un filo mechado, con la carne en rodajas grandes, no en trozos, y estaba muy sabroso. En la entrada tienen un expositor con los postres caseros: frangollo, mousse y crema de limón... . Nosotros pedimos un quesillo de plátano y otro normal. La comida la regamos con 1/2 litro de vino, unos 4 ó 5 refrescos, y con unos cafés nos salió por poco más de 55€. No está mal de precio para la comida y la zona.

Dirección: C/ Los castaños, 7. VILAFLOR. Teléfono: 922-709 070

* * * * * Top 5 sitios más vistos del blog * * * * *