miércoles, 13 de octubre de 2010

Quemahierro


Fué lo que se dice un día movidito. Huyendo del calor que nos azotaba ésos días, nos fuimos hacia el Norte. Al final, logramos bajar 6º de temperatura, desde los 33 de Santa cruz a los 27 de Icod. Subimos hasta San Juan del Reparo, en Garachico, y paramos en el mirador, junto al restaurante del mismo nombre, y desde donde se puede divisar, en una imagen de postal, el pueblo de Garachico (hagan click en las fotos para agrandarlas). No entramos en el restaurante y decidimos seguir buscando donde comer.

Tras casi media hora recorriendo sitios de camino otra vez hacia Icod, sin que nos apeteciera entrar a ninguno de los que íbamos viendo, paramos en éste, que habíamos visto en varias ocasiones, solitario en medio de la carretera, con su inmensa zona de aparcamientos, que nos daba idea de ser muy visitado por guaguas de turistas. Es una casa grande, con un comedor principal a la entrada, y cruzando unos pasillos, o accediendo por una puerta lateral, tiene un grandísimo y diáfano salón preparado para eventos, o para acoger a los excursionistas, como era el caso de ése día. El salón estaba a medio aforo, pero éso suponía como doscientas personas, con lo cual había ajetreo en los fogones. Siempre me han retraído un poco éste tipo de sitios tan grandes, ya que, salvo excepciones, al haber tanto jaleo (Quién no ha comido mal en un buen restaurante en una boda), por entrar tanta gente de golpe, ni el servicio ni la comida suelen estar a la altura. Pero como el comedor de fuera estaba tranquilo y no había sino una mesa ocupada, nos quedamos.

De su carta, destacar las Tablas de jamón o quesos; Croquetas caseras; Revueltos varios; Gambas al ajillo; Queso frito con salsa de arándanos; Chocos a la plancha, Lenguado, Mero, Parrilladas de Carne, o Bistec de Cerdo, Chuletas, Pollo asado, Solomillo...
Nosotros pedimos Queso asado con salsas; Churros de pescado; Un plato de chistorras y salchichas, y Calamares a la romana. Acompañamos con una cuarta de vino blanco, y unos cuantos refrescos. De postre tomamos Mousse de chocolate y Quesillo. Con dos cafés, pagamos algo más de 42€, y nos fuimos. Así de frío. Vaya por delante que la comida estaba buena, correcta, y que no nos atendieron mal, el servicio estuvo correcto también, pero nos fuimos con la sensación de haber ido a comer a un sitio donde no estábamos invitados, y que por compromiso nos habían buscado un rinconcito apartado donde sentarnos, y liquidar lo antes posible el trámite.

Se confirmaron los reparos que comentaba antes con éste tipo de sitios. No digo que pareciese que sobráramos allí ése día, pero si que la atención se enfocaba en el salón anexo con toda la gente que acababa de entrar, y con nosotros y otra mesa más, que estábamos en el comedor, a cubrir el expediente. Tomar el pedido, sacarnos los platos, y entre medias, nadie por allí. Para pedir algo había que aprovechar cuando traían algún plato. Fué un poco frío todo. Como supongo que sería cosa de ése día y no pasará siempre, aquí lo dejo como crítica constructiva. Eso sí, las instalaciones, para una celebración, son muy buenas: Sitio apartado, Buen aparcamiento, y gran salón preparado incluso para actuaciones. Vaya lo uno por lo otro.

Dirección: Carretera de Icod a Buenavista, 10.
ICOD DE LOS VINOS. Teléfono: 922-815 188
Imprimir artículo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta lo que quieras

* * * * * Top 5 sitios más vistos del blog * * * * *