martes, 22 de febrero de 2011

Guachinche Tinguaro


Últimamente nos hemos dejado caer bastante por La Matanza. Durante la Feria de la castaña el pasado mes de Noviembre, hicimos una mini-ruta por Guachinches de la zona, todos muy buenos. En ésta ocasión fuimos donde hace años estaba el Restaurante Tinguaro, que abría, según creo recordar que rezaba el cartel, "cuando había pescado". Era del mismo dueño que el Restaurante Lucio, situado un poco más abajo, y más dedicado a la carne. Ahora ha tomado el relevo su hijo, reconvirtiéndolo en Guachinche desde hace algo más de un año, sirviendo principalmente pescado, y donde han incorporado a la carta la carne a la brasa hace un par de meses. Y se notaba, vaya si se notaba, por el agradable olor a brasa que impregnaba el restaurante, y por unas pequeñas nubecillas de humo que no terminaban de salir al exterior.

Está muy cerca del mercadillo del Agricultor de La Matanza, subiendo por la plaza del Ayuntamiento. Es un local diáfano, con más aspecto de restaurante que de guachinche, a pesar de que han querido darle un aire "guachinchero" con la decoración de la entrada. Una barra amplia, el salon comedor principal, y un pequeño cuarto con un par de mesas más, conforman el sitio. Ésa día tenían en la carta Tollos en salsa , Codillo de cerdo, Potas en salsa, Bacalao encebollado, Croquetas caseras, Carne fiesta, Ensalada o Chuleta de cerdo. También hacen cazuelas por encargo. Además de brindarnos unas Castañas asadas, nosotros pedimos un plato de Queso asado con mojo, estaba bueno y muy tierno. Unas sabrosas Garbanzas, Un buen "rejo" de Pulpo guisado con sus papitas, pimienta, aceite y vinagre, y un bistec de cerdo a la brasa con sus papas fritas. Una cuartita de vino, una botella de agua y cuatro o cinco refrescos para acompañar, y de postre pedimos dos quesillos. Tenían también mousse de chocolate. Todo por unos 40€. Bien comidos, y bien atendidos, nos fuimos con un buen sabor de boca, y con el aroma de las brasas por todo el cuerpo, ya que, la única pequeña pega que le encontré es que, tal vez por un problema con la extracción, había excesivo humo en el comedor, que, sin llegar a molestar, si es verdad que, una vez de regreso, en el coche, por el olor en la ropa y en el pelo, cualquiera hubiera dicho que veníamos de hacer una barbacoa en el monte. Supongo que será porque llevaban poco tiempo con las brasas. Del resto, todo muy bien.

Dirección: Avenida Tinguaro (frente al Ayuntamiento).
LA MATANZA DE ACENTEJO. Teléfono: 922-577 223

jueves, 10 de febrero de 2011

Bodegón Casa Emilio


Éste fue uno de ésos días en los que salimos, sin un destino concreto, aprovechando que el día acompañaba, para dar un paseo por ése Norte, buscar algún sitio nuevo donde yantar, y alimentar luego éste Blog. Llegados a la zona de La Perdoma, salpicada de guachinches, paramos en uno, pero al entrar lo encontramos tan desangelado que nos dimos media vuelta. Me fijé en un cartel que había en la rotonda, que señalaba éste sitio, y entramos en la calle para ver que tal. La imagen de Street View de Google no llega hasta el Bodegón. Sólo hay que entrar por la calle que se ve en el enlace que les he puesto, y a unos cien metros lo encontrarán. Es relativamente fácil aparcar por allí.

Al entrar, el Bodegón nos ofrece un comedor junto a la barra, con unas cuantas mesas, sin mantel, con madera vista y patas hechas con troncos, muy estilo rústico, con sillas plegables de madera. Cruzando el comedor, comunicamos con otro, habilitado como un guachinche típico: suelo de cemento, sillas plegables, mesas con manteles de hule, y paredes vestidas con cañizo. Eso sí, equipado con un proyector y pantalla gigante, supongo que para los días de partido. Allí se estaba más acogedor, y ahí nos sentamos. Les recito lo que había ése día en la pizarra, que era bastante. Fabada, Croquetas, Queso blanco, Pulpo, Pescado salado guisado o encebollado, Chocos, Costillas, Jamoncitos de pollo, Albóndigas, Salchichas de 1/2 metro, Bistec de cerdo o Chicharros. Bastante donde elegir, a lo que hay que añadir lo que pedimos nosotros:

De entrada nos brindó un platito de lo que el camarero denominó "paté canario". Un trozo de chorizo "de perro", que llamamos aquí, y preparado como no había visto antes en un chorizo de éste tipo: le roció alcohol en la tripita y le prendió fuego, como a las chistorras. ¡Quedó realmente bueno!. Le pedimos un plato de Queso asado con mojo; Unos calamares a la romana bien crujientes, con sus papas fritas. Los platos con salsita estaban para chuparse los dedos: Unas riquísimas garbanzas, con bastantes aceitunas, y un sabor picantito muy bueno; Unos tollos en salsa con papas arrugadas, también muy sabroso, y lo que realmente estaba de muerte fue el gran plato de carne en salsa con papas fritas. ¡Como se deshacía la carne!. ¡Que buena la salsa!. Se me hace la boca agua al escribirlo. Para beber, una cuarta de vino, una botella de agua y unos cuatro refrescos. No pedimos postre, sólo dos cafés. ¿Y cuanto pagamos por todo ésto?. Como si fuera un precio etiquetado de tienda, ¡Sólo 29,90€!. Muy buen precio, como para repetir. Bien es cierto que las raciones, salvo el plato de carne en salsa, no son muy grandes, pero son suficientes para saborear diferentes platos y quedarse muy a gusto por poco dinero.
Dirección: C/ Zurbarán 15. (LA OROTAVA).
Teléfono: 922-325 373

* * * * * Top 5 sitios más vistos del blog * * * * *