martes, 29 de marzo de 2011

Los Castaños

¿Como enfoco éste post?. Mientras le daba los últimos toques al comentario de mi visita, he vuelto a comer en éste restaurante, en un lapso de un par de semanas, y parece que he ido a dos sitios distintos. Si escribo con el recuerdo de mi experiencia más reciente es como para que no se les ocurra ir. Fuimos con unos amigos a finales del mes pasado, y como nos gustó bastante, reservamos para invitar a los suegros a comer por el Día del Padre. Les prometo a mis suegros que no lo hicimos con mala intención, que yo los quiero mucho. ¡Vaya día negro en el restaurante!. ¡Qué de despropósitos!. Ya les contaré un poco más abajo, porque he decidido, como tampoco quiero destacar sólo lo (mucho) malo de ése día, y a riesgo de que quede un poco largo, dividir el post en dos, y contar las visitas por separado. Creo que así podrán hacer mejor sus valoraciones para decidirse a visitarlo o no.

COMENTARIO 1: Había visto un reportaje de éste sitio donde preparaban un plato llamado "huevos amarrados", y decidimos ir a probarlo. Éste restaurante ha reabierto con nueva gestión hace unos pocos meses, con cocina canaria y donde sobresale, en mi opinión, la carne, estupenda, que luce en los expositores colocados en la entrada, contigua a la puerta de entrada al restaurante. El comedor es muy amplio, diáfano y con una decoración sencilla. Podemos encontrar unas cuantas mesas junto a la barra, y un poco mas adentro, el comedor principal, dividido en dos zonas por unos biombos de madera. Para los días de "rasca" como el que fuimos, disponen repartidos por el comedor unos radiadores que hacen la temperatura más confortable. No había muchas mesas ocupadas. La carta es bastante amplia. Para no hacer ésto un "plomo" de lista, destaco: De entrantes, Quesos en diferentes preparaciones; Carne fiesta; Carne de cabra; Puntas de solomillo al ajillo; Chicharrones; Escaldón o Churros de pescado, entre otros. También sirven potajes o sopas. De pescado, Bacalao encebollado o Cherne. La carne, para mi lo mejor, pues un poco de todo: Pollo, Solomillo en varias preparaciones, Chuletas, Codillo, Costillas con papas, o Embutidos a la brasa. Y por encargo, podemos pedir arroz caldoso, paella o cazuela. Nosotros pedimos los famosos Huevos amarrados, una especie de huevos revueltos, que metidos en una bolsa se introducen en agua hirviendo para escalfarlos, y sale con ésa forma característica (perdón si no lo expliqué bien, señores del restaurante). La verdad es que estaban muy buenos, con esa salsita dulzona que lo acompaña. El queso frito con arándanos estaba bien; Muy sabrosos estaban la Ropa Vieja y el Conejo en Salmorejo. Pedimos también un escaldón muy bueno y ligero; las garbanzas no me gustaron tanto, les faltaba algo de sabor, igual estaban recién hechas y no lo habían cogido. La asadura y los escalopines al ajo y limón (no sé dónde fueron a parar las fotos), riquísimos, y lo que estaba de muerte era el bistec de cerdo, tierno, sabroso y jugoso, acompañado de pimiento y tomate asados. De los mejores que he comido en mucho tiempo. De postre pedimos quesillo y un original postre de plátano a la pimienta. Estaba muy bueno, pero al ser un plato caliente empalagaba un poco. Yo creo que frío de nevera estaría mejor, es una opinión. Pedimos un litro y medio de vino, agua y refrescos, unos diez o doce. Con unos cafés, salió la cuenta por poco más de 13€ por persona. Muy buena comida.

COMENTARIO 2:
Fuimos a comer con mis suegros para celebrar el Día del padre. Los llevamos aquí porque nos gustaron mucho los platos que probamos cuando estuvimos, y además tenían Bacalao encebollado, un plato que le gusta especialmente a mi suegro. Teníamos mesa reservada, y aquel día, sin estar lleno del todo, si estaba al 70% o 75% ocupado. Se les veía bastante atareados, y daba la impresión de que se iban a ver un pelín desbordados cuando aquello tomara velocidad. ¡Un pelin!. Parafraseando al anuncio clásico (y antiguo) de una colonia de hombre, en ésas situaciones es cuando el restaurante se la juega. Cuando está lleno es cuando se ve si está preparado para dar un buen servicio. Evidentemente, ése día por lo menos, no. En principio todo normal, nos tomaron el pedido sin demasiado retraso, pero a partir de ahí empezó un rosario de despropósitos, que resumiré lo que pueda para no extenderme demasiado en los detalles negativos, que éste post ya está quedando largo. El pan normalmente lo sirven calentito, de un pequeño horno que tienen en el mismo comedor. En un momento dado éste empezó a llenarse de humo. Se les había quemado el pan. A partir de ahí, ya no se sirvió más pan caliente. Entrando en la comida, estaban muy bien la Asadura, el queso asado, el gran chuletón de res y el escaldón. ¡Ah!, y el vino, que me dijeron que estaba muy bueno. Las croquetas y la carne fiesta, regular. El Bacalao encebollado se salvó, pero estaba un poco frío. Ya no me pareció tan bueno el plato de Huevos amarrados, no tenían el toque que recordaba. Avanzando la sobremesa, y con largos espacios en medio, vino lo peor: Los churros de pescado, no se si eran congelados preparados, o que los hacen y los congelan. El caso es que estaban fríos por dentro. Una vez recalentados, no sabían a nada. El puchero, buena pinta, pero la papa estaba dura, muy dura. Y el bistec de cerdo que tanto les recomendé probar, pasado de tiempo en la brasa, seco, mal. Las papas fritas, con sabor a recalentadas. Al final, de postre, Bienmesabe, Principe Alberto, Helados y un mousse de gofio casero, que tuvimos que devolver por lo duro que estaba. Parecía pasado de fecha. Nos lo cambiaron por uno de chocolate y éste si, éste estaba bueno. En una mesa junto a la nuestra se había sentado un grupo de diez o doce personas que, tras unos quince o veinte minutos sin que les atendiera nadie, se levantaron y se fueron. Esa gente no volverá más, como tampoco la que nos acompañó. Una verdadera pena, porque la primera vez que fuí me gustó bastante, y estoy convencido de que si le ponen remedio, será un sitio muy recomendable. Seguramente, y una vez más, será achacable a la crisis y al poco personal, pero ésta empieza a ser ya una disculpa recurrente e indefendible. La gente paga lo convenido por pasar un buen rato disfrutando de una buena comida y un servicio normal, y más en una celebración. La otra parte se tiene que encargar de que éso sea así. Si no, a la larga lo notarán. Espero que haya sido cosa de ése día, que lo habitual sea encontrarse con el primer caso, y les deseo, de verdad, que les vaya muy bien en el futuro, que condiciones tienen. En cuanto al precio, se mantuvo la media de poco más de 13€ por persona. Perdón de nuevo por el post tan largo de hoy. Dirección: Calle Cecilio Marrero, 5. Agua García (TACORONTE). Teléfono: 922-584 857

viernes, 25 de marzo de 2011

Popurrí de recomendaciones (XVI)

Aquí les dejo otro par de sitios interesantes a los que pueden ir. Todos por la zona Norte de Tenerife. Que aproveche.

BODEGON LA FAROLA:
En Santa Úrsula, en la misma carretera general, según subimos de la entrada de la autopista, cerca de la gasolinera, hay unos cuantos restaurantes de características parecidas a éste, el típico bodegón de comida casera, donde pueden encontrar, principalmente, un buen pollo a la Brasa, y también unas muy buenas Garbanzas, Carne con papas, Ropa vieja, o Queso fresco. Dirección: Carretera Vieja 63. Santa Úrsula. Teléfono: 922-300 340




El BOSQUE:
Un clásico. En la zona del Barranco de las Lajas, está situado desde hace más de 40 años éste restaurante, cuya especialidad es la carne, expuesta a la vista y que también se puede comprar fresca para llevar. Dispone de salones anexos para eventos, especialmente bodas, y tiene un gran aparcamiento propio. Lo mejor que recuerdo es el pollo, muy bueno, y la carne de cerdo. Por supuesto preparan también carne de Ternera, Buey, Cabrito, Cordero o Conejo. Para picar, unos buenos Chicharrones, Garbanzas, Fabada o queso. Dirección: Carretera Carril Alto, 2. AGUA GARCIA. Teléfono: 922-567 061



LA TASCA DE FRAN
También en Santa Úrsula, y muy cerca del Bodegón comentado más arriba, lleva ya unos añitos esta tasca. Hace bastante tiempo que no voy, pero me pareció un sitio acogedor, agradable, y donde se comía muy bien. Luego he probado alguna tapa de las que realizan para la Ruta de Santa Úrsula, muy buena, y por éso lo traigo a éstas recomendaciones, con información actualizada de sus platos, que son, entre otros, Ensaladas y revueltos varios, gambas al ajillo, Champiñones empanados, Chipirones, Queso asado, carnes como Solomillo, Secreto ibérico o Bichillo, además de alguna creación del día fuera de carta. Dirección: C/ Leoncio Rodríguez, 14. SANTA URSULA .Teléfono 922-304 223.

lunes, 14 de marzo de 2011

Tasca la Vieja Solera

No le deben venir mal a ésta tasca las obras que se están efectuando en la carretera de Icod, ya que está situada en paralelo a la carretera principal, en una zona de poco tránsito, que ahora, por mor del desvío por las obras, es paso obligado si se viene de Icod en dirección Santa Cruz. A cambio de éso, me dicen que han perdido un poco la tranquilidad que ofrecia el estar en una zona de poco tráfico, sobre todo si se está en la pequeña terraza fuera de la tasca, donde antes se disfrutaba de mucha quietud en la calle, o en el pequeño parquecito que hay justo al lado, y ahora es un continuo trasiego. Supongo que no habrá mal que por bien no venga, mientras duren las obras, un poco de publicidad gratuita, y luego, vuelta a la normalidad.

Gracias a ése desvío nos topamos con la tasca. Ibamos más hacia el Norte, hacia Buenavista o Los Silos. Durante el trayecto nos acompañaba una fina lluvia, pero al llegar a Garachico ya empezó a jarrear con ganas, y el mar se empezaba a agitar preparándose, como los toros cuando escarban en la arena de la plaza, antes de embestir. Pintaba mal aquello y decidimos dar la vuelta, no era cuestión de aventurarse por ésas curvas con ése tiempecito. Como decía, en el camino de retirada nos tuvimos que desviar por las obras y nos la encontramos. Paramos a ver que tal estaba y nos gustó, así que nos quedamos. Es una acogedora casita, con habitaciones reconvertidas en pequeños comedores, decorada con estilo rústico. En la entrada tienen la pequeña barra y unas mesitas con taburetes, ideal para echarse un vinito o un pequeño picoteo, y fuera un par de mesitas en la terraza, donde se debe estar la mar de a gusto con buen tiempo, que ese día no era el caso.

La carta ofrece, de entrantes, entre otras cosas, Montaditos variados, Tablas de ibérico o de Queso manchego, Croquetas caseras, Pimientos del piquillo rellenos de bacalao, Champiñones o Gambas al ajillo, Revueltos al gusto, o varios tipos de ensalada. De pescado, Bacalao o Merluza, además de Langostinos a la plancha. Y de carne, pueden elegir Solomillo de res o cerdo, Chuletitas de cordero, Costillas de Cerdo o Pollo tomatero a la brasa. Nosotros pedimos, una ensalada de la casa, muy rica, entre otras cosas tenía espárragos trigueros, pimientos del piquillo, crujiente de jamón ibérico o pipas de girasol (peladas, por supuesto). Pedimos también, que tenían fuera de carta, unas estupendas tortillitas de camarones, acompañadas de un poco de ali-oli; Un plato de Pulpo a la gallega, muy bien aderezado, y el pulpo en su punto; y un contundente plato de Huevos estrellados, muy sabrosos. El vino es embotellado, aunque nos abrieron una botella y nos cobraron solamente las copas consumidas. Acompañamos con el vino, unos cuantos refrescos y agua. De postre pedimos quesillo y mousse de limón. En la carta también tenían Mousse de chocolate, Postre de café, Flan de café, Profiteroles con salsa de chocolate, y fresas con nata o chocolate. El servicio fué muy atento y esmerado, siempre pendientes de las distintas habitaciones para ver si faltaba algo. Me quedé con las ganas de probar el chuletón que tenían fuera de carta, pero la verdad es que con lo que comimos nos quedamos a gusto. Volveremos otro día. El precio, bien para el sitio, la factura no llegó a 40€.

Dirección: Calle Canarina 18 ICOD DE LOS VINOS.
Teléfono: 922-812 365

* * * * * Top 5 sitios más vistos del blog * * * * *