sábado, 27 de agosto de 2011

Los Loros


Los Loros. Éste nombre lo tengo asociado en mi memoria a coches, y pruebas de rallies (la subida/bajada a Los Loros, en Arafo). Rallies a los que no iba nunca, a pesar de que los amigos me insistían. No me gusta nada el mundo del motor, y no le veía la gracia a pasar horas esperando para ver pasar un coche durante un par de segundos. Con todo el respeto para mis amigos y para la gente que si le gusta. A mi me encanta el fútbol, y entiendo que haya gente a la que le parezca poco interesante ver a alguien corriendo para patear un balón, o un tobillo, o retorcerse en el suelo con un dolor infinito en la cara, producido por un roce en el hombro (¡Ay Pedrito, que noche la de aquel día!), o meterle a otro el dedo en el ojo (Sorry, Mou. Uno es merengón y te admira como entrenador, pero hay cosas que sonrojan y no se pueden defender. Éso no se hace, hombre). Bueno, que me desvío del tema. Decía que no había estado nunca por ésta zona de Arafo, y, en éste verano que no es ni chicha ni limoná, a falta de calor que abra las ganas de playa, nos hacemos éstas pequeñas excursiones para conocer sitios nuevos.

Paramos en éste restaurante, una gran casa solitaria en medio del camino, que por los aparcamientos al borde de la entrada parecía ser parada habitual de motoristas. La imagen del Google Maps que les he puesto no llega hasta allí, pero es sencillo, sólo hay que seguir recto desde donde les he dejado, por la carretera general, y lo encuentran a mano izquierda. Al entrar encontramos la barra y el primer comedor. Me dió la impresión de que el sitio ha vivido épocas mejores, y que estaba un pelín desangelado. No digo sucio ni mucho menos. Sin entrar en mucho detalle, era lo que aquí llamaríamos un poquito "dejado". Cruzando el umbral se accede a otro comedor más grande. Éste si ofrecía un aspecto mucho mejor. De hecho, parecen dos sitios diferentes. Con mucha luz exterior, gracias a los ventanales de que dispone, que a su vez nos brindan unas preciosas vistas del Valle de Güimar. Tiene también una pequeña barra, techo recubierto con tela, y está equipado con todo lo necesario para organizar allí una buena celebración: televisor de plasma, proyector con pantalla gigante, altavoces, focos, e incluso, aunque no conjuntaba mucho con un salón destinado a ser un comedor, disponían de máquinas para jugar a los dardos o un billar.

Centrándonos en la comida, la carta no es muy amplia, pero hay donde elegir para un buen picoteo: Ensalada, Queso blanco, Bistec o chuleta de cerdo, Carne de cabra, Albóndigas, costillas asadas, Pulpo frito o Pollo a la Broaster, plato éste que había visto varias veces, pero nunca había probado, así que lo pedimos. La verdad es que está estupendo, bien fritito y crujiente. La textura era un poco diferente a los que había visto antes, pero estaban muy buenos, acompañados de unas papas fritas. Pedimos también unas ricas croquetas caseras, una buena carne fiesta con papas fritas, y unas Garbanzas, que estaban muy sabrosas. De postre, quesillo y una crema de tres leches. Nos bebimos una cuarta de vino, unos cinco refrescos y agua. Con dos cafés, nos quedamos satisfechos, por unos 45€. El día se fue poniendo espléndido allí arriba, y se estaba muy a gusto disfrutando de la tranquilidad, de las vistas, y de lo bien que nos atendieron, dicho sea de paso. Buen sitio para ir cuando visiten Arafo. Por cierto, precisamente éste próximo Lunes 29 es día festivo allí, el último de sus fiestas patronales.

Dirección: Carretera a la cumbre, Km. 5. ARAFO.
Teléfono: 922-513 977

sábado, 20 de agosto de 2011

Maracay


El día estaba un poco triste por el Norte, en éste verano "raro, raro, raro" que estamos teniendo, que no se sabe si está acabando o va a comenzar. Así que decidimos tomar rumbo al Sur. Subimos hacia Fasnia, hacía muchos años que no iba hacia la parte alta, eran más frecuentes las visitas a la zona de Los Roques, a tomar algo o a darnos un chapuzón. Además, así aprovechábamos para traer algo de éste municipio al blog. El día en ésa zona estaba espléndido, con un calor más o menos como el que hemos tenido estos días, aunque luego empezó a soplar bastante viento. Dimos una vueltecita y luego paramos a comer en éste sitio. Tenía buena pinta, una gran casa con su amplio aparcamiento a la entrada, ideal para las guaguas de turistas.

Dentro, tras cruzar la barra, nos encontramos dos amplias zonas de comedor, separadas por biombos de madera, y diferenciadas por el color y los materiales de las mesas y sillas. Sería el "Typical Canarian Restaurant" a ojos de los turistas que por allí había. Pero no es el clásico restaurante enfocado a los "guiris". El aspecto interior es el de un Bodegón de comida casera, de la que anuncian sus platos destacados en las tan socorridas en sus tiempos cartulinas fluorescentes. Ahí resaltan sus especialidades: Ropa Vieja, Chocos (sepia) en salsa picante, Conejo frito, Bacalao encebollado o Codillo con salsa de champiñones. Además, en la carta pueden encontrar, entre otras cosas, Queso con miel, Pulpo a la vinagreta, Chorizos parrilleros o Carne frita, Ensalada, Solomillo, Chuleta o Bistec de cerdo, Cabra asada o en salsa, o Pollo asado. Como ven, hay donde elegir, y la atención del personal, que hay bastante, fué rápida y atenta.

Nuestro picoteo de hoy fué el siguiente: la ya clásica Ensaladilla casera; unas Croquetas también caseras y muy buenas; Muy ricos estaban también los chocos preparados de ésa manera, con ése sabor piconcito, que acompañamos con papas y batatas arrugadas. Otra de sus especialidades, la ropa vieja, también nos dejó un buen regusto, muy sabrosa y caldosita. Y terminamos con un buen plato de carne en salsa con papas. Me quedé con las ganas de probar el codillo, que tenía muy buena pinta, pero lo dejé para otra ocasión, ya que nos fué suficiente con lo que comimos, a pesar de que de algunos platos, como la ensaladilla o los chocos, pedimos media ración, y no son muy generosas. A propósito de las raciones, fijándome luego en la carta y en la factura, de algunos platos sale más a cuenta pedir una ración entera. Por ejemplo, pagamos 5 euros por la media de chocos, y la ración sale por 7. Pero repito, con éso nos fué suficiente. De postre, unos de Doña Laura (afamada marca de postres elaborados), un helado y un café. Acompañamos con una cuarta de vino tinto (aquí además tienen blanco de la zona, o afrutado), seis refrescos y agua. El precio no está mal para lo comido, poco más de 42€. Buen sitio para picotear por el Sur. Hay que volver a por ése codillo.

Dirección: Cruce de los Roques. Subida a Fasnia a 500m.
FASNIA. Teléfono: 922-530 401

viernes, 12 de agosto de 2011

La Bloquera


Aquí les traigo hoy otro sitio donde picotear bueno y baratito, baratito. Yendo por la Carretera General dirección La Zamora-Los Realejos, por ésas curvitas lo encontramos. Si no fuera por la pizarrita a pie de calle pasaría más desapercibido, porque está justo en la curva y el cartel está muy alto como para verse a golpe de vista. Les pongo el enlace hasta donde llega, porque no sé que ruta siguió el coche de Google Street View para elaborar el mapa, pero no pasó por ésa calle. Pero es sencillo, no hay que abandonar la carretera principal.

Como decía, está en la misma curva y la carretera no tiene arcenes anchos, con lo cual el aparcamiento cerca queda reducido a un pequeño espacio de terreno junto al Bodegón, y algunos enfrente. De todas formas, un poco más adelante encontrarán todo el aparcamiento que quieran por la zona de la Ferretería Realejos, aunque haya que caminar luego un poco, muy poco.

El sitio es sencillo, pequeño y acogedor. Limpio, ordenado, con aspecto de haber sido remozado no hace mucho, la casa dispone las mesas en dos habitaciones - comedores, pintados de distinto color, y unas cuantas más en el pasillo de la entrada. Cruzando éste, se encuentra la pequeña barra donde echarse unas perras de vino, que dicen que es muy bueno, o recoger los pollos de encargo para llevar, que deben de estar muy buenos, ya que el trasiego de coches parando y gente para recogerlos fué contínuo. La carta no es muy extensa, pero tiene suficiente, y con mucha carne. Como estaba toda escrita en la pizarra, me ahorro el escribirla, pueden ver la foto aquí.

El servicio es rápido, y hay bastante tranquilidad, aún estando casi lleno. Se puede comer charlando muy a gusto. Empezamos probando la cada vez más presente Ensaladilla, muy buena y fresca; Nos gustaron también mucho las Garbanzas; seguimos con un plato de Queso asado con mojo verde, rojo y salsa de arándanos, y uno de chistorras, que también estaban ricos; y terminamos con una estupenda chuleta, muy bien hecha y jugosa. Deben de hacer muy bien la carne aquí, vi pasar muchos platos, con muy buena pinta. Me quedé con las ganas de probar la asadura, pero la verdad es que con lo que pedimos nos quedamos satisfechos. De postre pedimos un par de helados y un postre de piña (que desapareció en un pispás, sin que me diera tiempo a sacar la foto). Acompañamos con una cuarta de vino, agua y unos cinco refrescos. Todo éso por menos de 32 euros. Como digo, comimos a gusto y baratito. Que dure.
Dirección: Carretera General La Zamora, 80.
LOS REALEJOS. Teléfono: 922-342 253

* * * * * Top 5 sitios más vistos del blog * * * * *