lunes, 26 de diciembre de 2011

La Gañenía

Lo habíamos visto en un par de ocasiones, de camino a la zona de Aguamansa. Estaba cerrado, y con un cartel que anunciaba la apertura para el 18 de Octubre. No ponía si por reformas o por vacaciones. Nos gustó el aspecto exterior, donde se adivinaba una casa entre amplios jardines, que contrastaba con las construcciones que la rodeaban. Tiempo después lo recordamos, y allí que nos fuimos.

Efectivamente, cruzando la puerta parece que estemos en un sitio apartado, en una especie de casa rural situada en un lugar recoleto, cuando en realidad estamos a pie de carretera rodeados de viviendas. Es una casa grande, con varios salones habilitados como comedores, y donde eché en falta alguna zona con mesas al aire libre, entre tanto verde. En ése momento no había. El interior es muy acogedor, estilo rústico por supuesto, con mucha madera, laja vista en las blancas paredes, y bancos sin respaldo en las mesas. Al terminar la rampa de la entrada hay un comedor grande, que da paso a otro en una zona más privada, ideal para grupos. De hecho, estaba acondicionada para alguna celebración ése día. A un lado, cerca de la cocina, en una zona más pequeña, unas pocas mesas más, que fué donde nos sentamos nosotros. El sitio era muy tranquilo, tanto cuando llegamos nosotros, que no había casi nadie, como en el transcurso de la sobremesa, que rozó un lleno espectacular, teniendo en cuenta que llevaban poco tiempo abiertos. Clientela fiel, buena fama, o ambas cosas.

En su carta encontramos, entre otras cosas, Ensaladilla, Tomates aliñados con queso, o unas ensaladas con una pinta extraordinaria. De entrantes calientes, Croquetas, Champiñones empanados, Revueltos varios, Garbanzas o Huevos "a la Gañenía". De carne, Solomillos, brochetas, Costillas fritas, Pollo o pinchos morunos. Y de productos del mar, Chopitos, calamares rebozados o mejillones a la plancha. Cuando fuimos, me comentaron que, aprovechando la reapertura, estaban modificando la carta, con lo que es probable que, en éste tiempo que ha pasado, encuentren cambios con lo aquí comentado. El servicio, un poquillo apurados cuando la cosa se puso dura, pero en general fue bueno. Y también estuvo bueno lo que probamos nosotros, en especial el solomillo con salsa de champiñones. El solomillo estaba muy tierno, y la salsa, espectacular. Un gran plato, con el único reparo que, aunque suene repetitivo, tengo siempre a que la carne vaya oculta bajo la salsa. Aún así, muy bueno. Pedimos también unos montaditos de batata y bacalao, un platito de queso asado con mojo, un rico Escaldón, coronado con tomatito picado, y una Ropa vieja que estaba muy sabrosa. De postre, unas fresas con nata, y un flan de piña. De beber, una cuarta de vino, unos cinco refrescos y una botella de agua. Rematamos con unos cafés. Comimos bien, en un sitio muy acogedor y tranquilo, por poco más de cuarenta euros. Que les vaya bien en la nueva andadura, Y aprovecho para desearles a todos desde aquí, una feliz Nochevieja, y lo mejor para el próximo año.
Dirección: Camino Polo 60, (LA OROTAVA)
Teléfono: 922-323 812

sábado, 17 de diciembre de 2011

El Molino


Andábamos por Arafo-Candelaria, y nos dimos un garbeo por la zona del Malpaís de Candelaria, zona en la que no había estado antes, en busca de algún sitio interesante donde picotear. En el recorrido que hicimos, y referido a de lo que se habla en éste blog, la verdad es que el panorama era descorazonador. Se ve que la crisis ha pegado fuerte por aquí. Sitios con muy buena estampa exterior, cerrados a cal y canto, otros con pinta de cerrar a no mucho tardar, otros abiertos pero con comedores desiertos, que daba cosa entrar en ellos, y alguno más o menos concurrido, que no nos acabaron de gustar.

El recorrido nos llevó hasta éste restaurante, donde ya había estado en dos ocasiones sin lograr entrar, ya que la cola de gente esperando por mesa superaba mi paciencia. Aquí el contraste era evidente: Muchos coches aparcados fuera, y sin llegar a ser como las veces anteriores (que por aquí también hay crisis), seguía lleno. Aunque el sitio no es excesivamente grande, si está bien aprovechado, con bastantes mesas, y todas llenas: en la terraza exterior bajo los toldos, junto a la barra de la entrada, en un cuarto contiguo, donde había una mesa grande, en alguna celebración, y en el comedor principal, situado en la parte trasera, en la terraza cubierta. En la entrada, en la pequeña zona de la barra donde esperábamos por mesa, el ambiente era un poco ruidoso, y el trajín de los camareros recorriendo las diferentes estancias, hacía presagiar que dentro, el comedor sería una olla a presión. Como no había sino una mesa esperando delante de nosotros, y la hora ya apremiaba, decidimos quedarnos.

Nada que ver. Me sorprendió que, a pesar de que el comedor estaba lleno, el ambiente que se respiraba era de tranquilidad. No había barullo, sólo el lógico ir y venir de los camareros, que, como comprobé después, dan muy buen servicio. Aunque no es muy grande, y hay bastantes mesas, gracias a los grandes ventanales que conforman media pared de la terraza cubierta, entra mucha luz y le confiere al sitio mayor amplitud de la que tiene. Ventanales que también nos permiten observar, (a lo lejos, ya que junto a las ventanas lo que se ve es el otro aparcamiento) una panorámica de la zona.

Segunda sorpresa agradable. Lo tenía por un sitio de carne y poco más (esas impresiones que uno se lleva al primer vistazo, y ya se ve con qué nivel de acierto), y encuentro una carta muy amplia y variada. Tiene carne a la parrilla, si: Pollo, Cerdo, Ternera o Novillo. Y costillas con papas o carne de cabra. Pero también productos del mar, como Abadejo, Atún, Bacalao, Chocos o Pulpo. Para un buen picoteo, encontrarán, entre otras cosas, unos Montaditos de batata con bacalao, unas Berenjenas rebozadas, Churros de pescado o Pimientos de Padrón. De cuchara, Garbanzas, y la Sopa o Potaje del día. Por supuesto, también ensaladas varias, destacando la de salmón.

Y, entrando en lo que pedimos nosotros, encontramos un estupendo y fresco Gazpacho, que hacía tiempo que no probaba, y una ensaladilla. De platos calientes, pedimos también media ración de croquetitas caseras muy ricas, otra media de carne con papas, con la carne muy tierna y la salsa sabrosa, como estaban también las potas en salsa. ¡Que ricas!, acompañadas de papas y batatas arrugadas. Terminamos con un bistec de cerdo con papas fritas, que no desmerecía a los platos anteriores. Acompañamos con unos panes de ajo, además del pan normal. De postre pedimos una tarta de tres chocolates y una de Tiramisú. También la tenían de Papaya, además de mousses, quesillo o helados. De beber, una cuarta de vino, 6 refrescos y agua. Con dos cafés, la cuenta fue de poco más de 48 euros. Comimos estupendamente, nos atendieron muy bien, en un sitio sorprendentemente tranquilo para las expectativas que teníamos, y no está mal el precio. Ahora entiendo que se llene siempre.

Dirección: Carretera provincial 13, Km. 22. CANDELARIA
Teléfono: 922-506 231

sábado, 10 de diciembre de 2011

Guachinche 3 Dragos

Hoy no se habla de otra cosa. Ya tenemos encima el clásico. ¿Que pasará, que misterio habrá?. ¿Tendremos fin de ciclo? ¿Otro dedo en el ojo? ¿Podremos por fin ganar en Liga a Guardiola? ¿Nos volverán a pintar la cara?. ¡Que nervios ya!. Por seguir con el lenguaje futbolístico, este mes ha sido como un portero malo: un no parar de visitar sitios. Estoy priorizando los comentarios sobre los de nueva apertura, sobre todo si me han gustado, para ayudar en lo poco que pueda con este blog a que se den a conocer.

Es el caso de éste Guachinche. Al pasar por la zona, cuando fuí hace un par de semanas al Restaurante Casa Millo, vi un cartel que ponía "Próxima apertura". Está en Guamasa, como digo, en la misma carretera general, cerca del conocido Bar "El Bunker", donde mucha gente acostumbra a ir a tomarse la copita o el café después de comer. Pasé de nuevo el pasado Sábado a ver si habían abierto, y efectivamente así era. No ví el local, pero si a una persona que deambulaba, como Villa u Özil últimamente por el campo, por el aparcamiento de tierra que hay junto al letrero. Móvil en ristre, le comentaba apurado a su interlocutor que se había quedado sin existencias, de tanta gente que tenía. Cuando terminó de hablar le preguntamos, y Vidal, que así se llama, nos comentó que habían inaugurado el Jueves, y que no esperaban tanta gente, pero se les había puesto el Guachinche como va a estar hoy el Bernabéu, y se había quedado sin nada para ofrecer por la noche. Pensamos " se tiene que comer bien. Mañana venimos tempranito por si acaso".

Así lo hicimos. Llegamos tan temprano que aún no habían terminado de montar las mesas. El local no se ve porque no está lindando con la carretera general. Una vez en el aparcamiento, un pequeño caminito de grava nos lleva a la puerta del salón, que han habilitado como guachinche, obra y decoración realizada por los propios dueños, según me comentaron, y para mi gusto, les quedó bien bonito y acogedor. Hay una decena de mesas de diferentes tamaños, una pequeña barra, y la cocina junto a ella. Fuera, en el patio, había la barbacoa que ven en la foto, que no se usó ese día. Ese patio se convierte en zona esparcimiento y de juegos cuando se juntan los críos.

El Domingo no pudo cocinar todo lo que habitualmente me comentó que preparaban. No me acuerdo de todo, pero creo que había Garbanzas, Pulpo, Carne fiesta, Queso fresco, Escaldón, además de lo que pedimos nosotros: Una estupenda Fabada, Queso ahumado asado con dos mojos, un plato de Carne con papas que estaba muy rico. Se disculpó después porque la carne estuviera dura, aunque yo sinceramente no la encontré así. Sin ser de las que se deshace de tierna, estaba buena, y la salsa, superior. Pero es buena señal que se preocupe por como quedan los platos. Ese es otro punto que no deben perder, las ganas de agradar, y poner buena cara pese a los contratiempos que se presenten. Aquello se fue llenando una vez más, y aún con el lógico jaleo que se fue montando, allí fueron sacando los platos con solvencia, controlando el tempo, como hace mi admirado Xavi Hernández, para mí el mejor jugador nacional que he visto, al que el único pero que le pongo es que juegue en el Barça. Estaba hablando de la comida. Le siguió un buen plato de Bacalao encebollado con papas guisadas, y terminamos con un tremendo plato de bichillo con papas fritas, buenísimo, que me recordó a Cristiano Ronaldo, y no por el nombre, sino porque nos costó 13 euros el plato, pero a fé que los valía. Ya satisfechos, pedimos postre, pero de momento no preparan postre ni café. Para lo poco que llevaban abierto cuando fuí (4 días), lo están haciendo bastante bien, aunque siempre un postrecito después de comer se agradece. Todo se andará. Bebimos una cuartita de vino y unos seis refrescos. Y no es caro, teniendo en cuenta el bichillo y el bacalao, comimos bien por poco mas de 42 euros. Les deseo muchos éxitos al equipo del Guachinche. Y para terminar hablando del clásico que ya llega, los típicos tópicos. Que se vea un buen partido, que no haya lesionados ni incidentes, y que Dios reparta suerte.... entre los jugadores del Madrid.

Dirección: Carretera General del Norte, 15. GUAMASA (La Laguna).
Teléfono: 629-816 945

* * * * * Top 5 sitios más vistos del blog * * * * *