sábado, 25 de febrero de 2012

Guachinche El Moral



Vamos con otro local de reciente apertura. Este guachinche lleva abierto poco más de un mes. Nos cruzamos con el cartelito que indicaba su situación en la carretera general de Santa Úrsula, en la rotonda que comunica con la subida a la Corujera, zona conocida por albergar un buen número de guachinches. Está cerca, subiendo la recta nos encontramos en el lado derecho de la carretera otro cartel, indicando que se encuentra enfrente, en una pequeña entrada, donde pueden aparcar algunos coches. Para los que conozcan la zona, está pasando el Guachinche Lino y el restaurante Casa López. Lo identificarán por el original letrero (pueden verlo en la foto de arriba), al más puro estilo Guachinche, pero en vez del clásico cartón, cartulina o trozo de madera, aquí han echado mano de un cabecero de cama clavado en la pared, e iluminado por una manguera de luces.

Al cruzar la entrada accedemos a una bonita casa, con un jardín exterior en el que hay hasta un pequeño huerto y un gallinero. Eché de menos por allí alguna mesita, no para estos días, pero si para cuando el tiempo esté bueno. Se debe estar bien allí. El Guachinche no está en el garaje de la casa, como casi siempre. Aquí la casa entera es el Guachinche, por llamarlo así. Ya quisieran algunos restaurantes para sí estas instalaciones. En lo que sería el patio, han habilitado un pequeño tinglado con la cocina. Las diferentes habitaciones se han convertido en pequeños comedores, y el salón en uno mayor, con más mesas. En un conjunto de los más heterogéneo, casi norma en los guachinches, ahí convive y se mezcla lo rústico y lo moderno, la barrica de madera con el parquet, la cesta de mimbre colgada en la pared junto a la ventana de aluminio. No entiendo de decoración, pero a mi me pareció un sitio acogedor. Me gustó la privacidad que ofrecía una habitación, con una sola mesa, y allí nos sentamos.

Para llevar un par de semanas abierto, fué llegando gente. Había bastante ajetreo, y en algunos momentos, lo cierto es que se les veía un poco desbordados, con la lógica falta de rodaje. En cuanto a la carta, recuerdo poco más de lo que pedimos nosotros. Pescado salado con papas guisadas, Garbanzas, y creo que asadura, pero no estoy muy seguro. Lo mejor de lo que probamos fué el plato de huevos estrellados, o al estampido. Estaba muy sabroso. También estaba buena la Ropa Vieja, así como la chuleta de cerdo, muy tierna y jugosa. La Carne fiesta no estaba mal, y terminamos con un plato de costillas con piña. Uno no exige el nivel del Nervioso o de Casa Tomás, pero lo cierto es que al plato le faltaba sabor (y algo más de carne a la costilla). Los postres son caseros, y estaban muy ricos, tanto la tarta de galleta como el quesillo. Para beber, una cuarta de vino, unos cuatro refrescos, y agua. No tienen café. Como es costumbre en algunos guachinches, te traen la cuenta de viva voz (sin factura) y con la cantidad exacta, en este caso 35 euros. Un bonito "guachinche", que está aún engrasando la máquina, y al que le deseo mucha suerte.


Dirección: C/ Nueva a la Corujera 73. SANTA ÚRSULA
Teléfono: 647-540 594

viernes, 17 de febrero de 2012

El Tema


Quienes lean regularmente este blog, me habrán leído contar las excelencias de un restaurante llamado "El Manantial", en Jóver (Tejina). O tal vez lo conocieron . Magnífico sitio, en una situación privilegiada, a dos pasitos del mar, del que guardo el sabor de los estupendos camarones fritos. Además de que se comía allí bastante bien, el estar en un sitio casi escondido, y en ésa zona tranquila de costa, le daba al restaurante un encanto especial. Paradójicamente, ése encanto terminó por pasarle factura. En estos tiempos que corren, se hace difícil mantenerse estando tan alejado de la potencial clientela. Así que, hace unos meses, decidieron, en aras de conseguir rentabilidad (algo lógico, no está la cosa para muchos romanticismos), sacrificar el encanto de su ubicación, y alejarse un poco de la costa, buscando un sitio más cercano y concurrido. Y, para ello, se trasladaron a las instalaciones del Restaurante "El Tema", en el Portezuelo. Han mantenido el nombre, ya que era un restaurante con más de treinta años de historia, que también se comentó en este blog, y del que resaltamos en su día su rico plato de Huevos a la inglesa (una especie de huevos escalfados en salsa de tomate casera, que es la que le da el punto de sabor, con papas fritas y espolvoreado con yema de huevo cocido, más o menos). Quería pasar por allí, a ver que tal iba, y en cuanto pudimos, allá que nos fuimos.

Al primer vistazo, pocos cambios en la decoración, por no decir ninguno. Sigue con su par de mesas en la pequeña terracita de la entrada, y luego se accede, pasando la barra, donde también dispone de unas cuantas mesitas, al comedor. Este está dividido en dos estancias: una más íntima y pequeña, y otra mayor, junto a la cual también está la cocina. Desde sus ventanas nos llegan unas vistas preciosas de la zona hasta Tegueste.

De su carta, mantienen algunos de los platos que había antes, como los Huevos a la inglesa, el Pescado fresco, Callos etc... y se han traído del Manantial (además de su buena costumbre de utilizar siempre productos 100% naturales, y mayoritariamente ecológicos, traídos del mercadillo de Tegueste) los Camarones, Pulpo, Arroz caldoso, Asadura, Escaldón, o Ensaladas como la de Queso asado, frutos secos y miel, o por encargo Paellas, Cazuelas o Pucheros. En carnes, además de Carne fiesta, platos que suenan muy bien como el Secreto ibérico con salsa de manzana, o la Chuleta de Sajonia con piña tropical. Esto es sólo una pequeña muestra de su variada carta, que ampliaré ahora un poco más con lo que probamos nosotros.

Antes quiero resaltar que no se dejaron en Jóver su buen hacer. Independientemente de que luego la comida esté mejor o peor, cuando uno pide platos para picar, espera algo como lo que hizo el equipo de Esteban (a quien no conozco personalmente, sólo a través de mensajes): sacar los platos de uno en uno, siempre con alguien pendiente de la mesa, para no traer un plato sin que hubiéramos terminado el anterior. Sin prisas, sin poner la mesa como un laberinto, y atentos por todo el comedor por si alguien necesitase algo. Muy buen servicio, que se completó con un buen picoteo como el que pedimos, y que fué: Un platito de Ensaladilla, no sé si era de papas negras como las que hacían en El Manantial, pero que estaba muy buena. También pedimos unas Garbanzas, estupendas, con una salsa muy rica, como también lo estaba la de la Carne con papas. Seguimos con un plato de Ropa vieja, muy sabrosa. Y acabamos con un gran plato de Solomillo de cerdo con salsa de champiñones, muy tierno y con una salsa gastar en ella bastante pan.

También preparan muy buenos postres, como los que probamos: Desde las simples, pero buenas Natillas, a un fresco y delicioso postre de Dulce de Guayabo con espuma de limón, y otro de Café y bizcocho. Para beber, pedimos una cuartita de vino, cinco refrescos y agua. Con dos cafés, pagamos muy a gusto poco más de 50 euros por todo. Siguen haciendo muy bien de comer. Suerte y trabajo para todo el equipo. Espero que en ésta zona les vaya mejor.

Dirección: Ctra. Gral. del Socorro, 293. El Portezuelo
(TEGUESTE). Teléfono: 922-638 250

sábado, 4 de febrero de 2012

Centro Médico (Cruz del camino)



Desconozco el número de Restaurantes, Bodegones, Tascas y Guachinches que pueblan los poco más de 14 kilómetros cuadrados que comprende el municipio de La Matanza de Acentejo. Pero se podría decir que hay (sin contar bares y cafeterías) un porrón. Por eso La Matanza es un valor seguro para encontrar un buen sitio donde comer casi cualquier especialidad. Esta vez fuimos por la zona alta, que por esas pendientes se encuentran lugares con solera y muy conocidos. Como éste, al que llegamos despues de intentarlo en un par de guachinches, y encontrarlos llenos. Aire a Bodegón de los de toda la vida, con su pequeña barra en la entrada, donde charlaban los clientes degustando el vino de la zona.


No sé la razón de los dos nombres, identificados con dos letreros diferentes en la fachada. Incluso en la factura aparecen los dos, sin paréntesis, como si fueran dos sitios distintos. Lo cierto es que hay dos comedores separados. Cuando llegamos, el comedor que estaba a la vista, un salón amplio, estaba completo, así que nos abrieron otro que está junto a la cocina. También este es de buen tamaño, con bastantes mesas. Veíamos salir de allí mucho pescado fresco, su especialidad. Además pueden encontrar en la carta, entre otras cosas, Morenas, Lapas, Bacalao o Cherne, así como Codornices, Carne de cabra o Conejo en salmorejo.

Pese a que había gente, el servicio fué bueno. Había bastante personal encargándose de atender las mesas y los fogones, y sacaban todo con solvencia. Nosotros comenzamos con un buen Escaldón de gofio para ir calentando el cuerpo. Probamos una ropa vieja muy sabrosa y en su punto. Las Croquetas, caseras, también estaban muy buenas. Como no somos mucho de pedir pescado (grande), pedimos unos gueldes bien frititos, para acabar con un estupendo Pulpo guisado, con sus papitas arrugadas. Con eso nos fué suficiente para quedarnos satisfechos, rematando con dos postres caseros: una Tarta de almendras y otra de tres chocolates. De beber, una cuartita de vino y cinco refrescos. Otro sitio más donde comer bien por la zona. Y de precio, dentro de la media. Con dos cafés, la cuenta fué de poco más de 45€

Dirección: C/ Real Orotava (Cruz del Camino).
LA MATANZA DE ACENTEJO. Teléfono: 922-579 383

* * * * * Top 5 sitios más vistos del blog * * * * *