sábado, 14 de abril de 2012

El Lagar del Abuelito


Situación privilegiada, en un entorno tranquilo y rural con unas vistas estupendas. Instalaciones excelentes para pasar un buen rato, tanto dentro como en el exterior. Comida espectacular, cocina canaria y creativa, acompañada de un buen servicio. ¿Que más se puede pedir?. Pues que sea barato. Hombre, partiendo de la base de que esto no es un guachinche, y de que la cocina creativa, barata, yo creo que por definición, no puede ser, en mi opinión, para lo que ofrecen, el precio está bastante ajustado. Echando un vistazo a la carta encontramos por ejemplo un Revuelto de ajetes tiernos con atún y piquillos por 5,50 euros, o unos huevos rotos (riquísimos), por 6,50. Incluso por el Secreto Ibérico he pagado más en un Guachinche (seguramente la ración sería mas generosa). En general, los precios están en la media de una tasca, y, por lo menos lo que comimos nosotros, compensaba cada euro.

He empezado casi por el final, hablando de los precios, para que no se me asusten de entrada. Yo también lo tenía por un sitio caro (más caro), pero, aunque esté un poco por encima de la media que nos gusta en este blog, y más con la dichosa crisis, alguna que otra vez (si se puede), vale la pena dejarse caer por un sitio como éste, a disfrutar de una buena comida. Y siempre sale más a cuenta ir de picoteo, compartiendo, así podremos probar delicias como las que ofrecen aquí, por un buen precio. Pero empecemos como de costumbre.

Como decía, está situado en un rincón tranquilo y elevado de la Cruz Santa, desde donde disfrutar de las vistas. Tiene aparcamiento propio, y junto a éste, unas cuantas mesas en la terraza, al lado del lagar que da nombre al sitio. También en el exterior dispone de una zona para disfrute de los más pequeños, con juegos y columpios. Además, el día acompañaba, con un Sol espléndido. Al entrar encontré un comedor estilo rústico, acogedor, y más pequeño de lo que esperaba, viendo las instalaciones desde fuera. Disponen de otro salón mayor, para celebraciones y eventos.

Como ya he comentado, ofrecen cocina canaria, creativa, con platos que cautivan ya al primer vistazo, y que se confirma al llevárnoslo al paladar, como pudimos comprobar después. Ya les he detallado algunos platos antes, y les resalto, además de lo que probamos nosotros, otras cosas que me llamaron la atención de su carta, como una Tortilla de aguacate con cebolla y gambas, un Pulpo y calamar salteados con garbanzas y papas, o un Solomillo de cerdo glaseado con castañas y miel de palma. Podría seguir, pero me quedaría una retahíla muy larga. Hay bastantes platos más, y todos con una combinación de ingredientes que hacen la boca agua. Para los peques, menú infantil (Escalope de pollo o croquetas).

Esa combinación de ingredientes, de sabores, la pudimos degustar en lo que probamos: Desde las croquetas "del abuelito" de plátano, o esas empanadillas de queso con dulce de guayabo, que no había probado antes, y que estaban deliciosas; y ¡qué sensación en el paladar la ensalada de quesos con frutos secos!, con el crujiente que le proporciona el millo picadito; Probamos también unos huevos rotos muy ricos con su chorizo, y con el toque que contrastaba muy bien, de la morcilla dulce. Y la primera vez que pruebo un conejo en salmorejo preparado de esa manera: todo carne, nada de huesos (al contrario que en otros sitios). Lo sirven desmenuzado, a modo de "conejo mechado", y coronado por una crujiente y sabrosa hoja de espinaca. ¡Qué rico!. Bueno, por ponerle una pega, para que no se nos lo crea del todo el chef, eché de menos lo que más me gusta del conejo en salmorejo: la salsa. Estaba muy buena, pero no había mucha. A lo mejor afea el plato el poner un poco más de salsa, pero es que a mi me encanta un sopeteo. No obstante, mereció la pena renunciar a ese placer por probar esa versión del plato.

Los postres, de creación casera, siguen la misma línea de los platos: vistosos y muy ricos. El mousse de gofio, sabor a gofio puro, con su millo picadito por encima. El otro postre que probamos lo he puesto como mousse de chocolate, aunque llevaba algo más, que sinceramente no recuerdo, y en la factura final solo reflejaba "postre". Eso sí, estaba muy bueno, y de aspecto lo pueden comprobar en la foto (recuerden que pueden ampliarlas haciendo click sobre ellas). Para beber, nuestra cuartita de vino, con seis refrescos y agua. Después de lo que les he contado, y haciendo memoria de otros sitios en los que he comido bastante peor pagando casi lo mismo (de ahí mi comentario inicial), me parecen muy bien los poco más de 57 euros que nos costó saborear un poco de su rica cocina, y es un sitio que recomiendo visitar. Uno de los mejores en los que he estado este año.


Dirección: C/Calzadilla s/n. esquina C/Casa Higa. La Cruz Santa
(LOS REALEJOS). Teléfono: 922-346631 Imprimir artículo

8 comentarios:

  1. Este sábado noche he podido al fin ir a disfrutar de las viandas que se sirven en este restaurante, elaboran la cocina tradicional de nuestras abuelas dándoles ese toque moderno donde desgrasan los platos, pero vienen cargadísimos de sabor, gente muy agradable y simpática en un lugar muy bonito, decir que desde el 2 al 22 de julio se van de vacaciones, así que los cogí por los pelos, oigan el biscuit de higos con helado de coco esta para morirse (de rico), las empanadillas y las croquetas del diez, en fin vengan a probar, eso si después de las vacaciones de esta gente que creo y según me comentaron se las tienen merecidas…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luis Daniel, te doy un consejo. No recomiendes este lugar ahora a nadie, cambió de dueños y de personal, y no tiene nada que ver. Ahora es una chapuza.

      Eliminar
  2. A nosotros nos lo recomendó una amiga, pero no imaginábamos que iba a superar nuestras expectativas con creces.

    Hemos probado casi todo, ya que después de el primer día hemos vuelto bastantes veces.

    Las empanadillas con espuma de queso y guayaba, el revuelto de morcilla dulce y el solomillo de cerdo con salsa de manices, son de obligada cata.

    Por supuesto, seguiremos probando más platos porque estamos seguros al 100% que no nos defraudará.

    ¿Y los postres? Los recomendamos todos sin duda alguna.

    Ir a probar este sitio en cuanto podáis, os gustará.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te doy un consejo. No recomiendes este lugar ahora a nadie, cambió de dueños y de personal, y no tiene nada que ver. Ahora es una chapuza de cocina.

      Eliminar
  3. Parece ser que hace poco, este lugar cambió de dueños y de personal, nada que ver, de una obra de arte, paso a ser una chapuza. Platos que dan verguenza y un precio espantoso. Entiendo las opiniones anteriores, porque yo opinaba lo mismo, pero fuí ayer, y me llevé una decepción grándísima. Platos mal preparados, en la cocina gente sin uniforme, y carísimo.Que verguenza la verdad, espero que hallais leido esta opinión y no seais estafados por esta gente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si es así, es una pena pues los chicos se lo curraban de lo lindo, pusieron una cocina tradicional muy al día, la elaboración y la presentación estaban muy logradas y se comía muy bien a un precio razonable…

      Eliminar
    2. Ya ya lo se, yo había ido antes, pero fuí ayer, y el personal había cambiado y la carta tambíen, ya me sospechaba algo, pero cuando trajeron los platos se me cayó el mundo encima, además en la cocina hasta tenían gente trabajando sin uniforme. Fatal en serio. Una tremenda decepción. Un buen lugar, lo coje otra gente y lo destroza.

      Eliminar
  4. Efectivamente como ha dicho un anónimo un poco más arriba, este lugar a cambiado de dueños. Yo fui varias veces a comer con los antiguos dueños y tengo que decir que salí de allí maravillada...el personal muy simpático y muy atento con los clientes, el cocinero le pondría matricula de honor, las raciones eran grandes y una decoración exquisita, se esmeraba bastante en hacer los platos atractivos, asi que calidad precio valía la pena volver. Ayer volví a comer y desde que me senté y vi la carta me di cuenta que algo había cambiado, pregunté al camarero y me dijo que erán otros dueños, así y todo me quede y decidir no hacer un juicio sin degustar la comida,me arrepiento de no haberme levantado. ""TREMENDA DECEPCIÓN""las raciones de las comida daba VERGUENZA, eran muy míseras, en cuanto a la presentación de los platos era nefasta, los bordes de los platos manchados, practicamente no tenían postres así que no me quedó mas remedio que pedir una panacota, pero la sorpresa fue cuando me la sirvieron, se ve que al desmoldarla se les rompió y así mismo me la dieron, aquello parecia un flan batido""POR SER FINOS", la atención de los camareros fue correcta pero ni por el asomo a la atención anterior y para terminar cuando fuimos a pagar miramos hacia la cocina "UN AUTENTICO DESASTRE" los camareros montando los platos de los postres y para colmo habia un señor con ropa de calle en la cocina ayudando sin uniforme...Lo que no se puede es cobrar como si fuera un restaurante de 5 estrellas y que nos atiendan en estas condiciones..ahhh se me olvidaba la comida daba la sensación que en vez de hacerla un cocinero la estaba haciendo mi padre.

    ResponderEliminar

Comenta lo que quieras

* * * * * Top 5 sitios más vistos del blog * * * * *