sábado, 12 de mayo de 2012

Bodega El Reloj



Otra recomendación que me llega por correo, de un lector habitual. Gracias al amigo Luis Merino, por participar tan activamente en el blog, con los comentarios que va dejando en las diferentes entradas. Y gracias también por darme a conocer este sitio, ya que, aunque está en una zona relativamente cercana, en La Florida (La Orotava), por su situación alejada de la carretera principal, no hubiera sido probable que lo encontrara en una de esas salidas sin rumbo fijo que hacemos a veces.Y me hubiera perdido un sitio estupendo.

¿Es un Guachinche?. ¿Un Bodegón?. ¿Un Restaurante?. Parece un poco todo ello. Evoca a un Guachinche en esas mesas colocadas a lo largo de la terraza (mi debilidad, comer al aire libre. Me lo pido para ir cuando haga mejor tiempo, y disfrutar de las preciosas vistas), o en ese gato que paseaba sin temor por todas las estancias . También en la "carta" manuscrita que entregan al sentarnos a la mesa, o a la hora de pagar. Nos acercamos a la barra, y allí estaba la señora, cuaderno cuadriculado y calculadora en mano, a la vieja usanza, afanándose en cuadrar la cuenta de las diferentes mesas, cuenta que resulta un simple trozo de papel con el número de mesa y el importe total, sin más. El interior, de estilo rústico, bien podría pasar por uno de los típicos Bodegones del Norte, con esas sillas plegables de madera, quizá adornado con más detalles, haciéndolo confortable y acogedor. Y llegando a lo primordial, las viandas, aquí se preparan platos muy bien elaborados, que no tienen nada que envidiar a un buen restaurante de cocina creativa.

Está en las medianías de la Orotava, cerca del desvío hacia Aguamansa, en La Florida. Una preciosa casa antigua, en una zona tranquila y de poco paso, desde la cual se disfruta de unas estupendas vistas. Dispone de un pequeño aparcamiento propio cerca de la entrada. Cuando llegamos no había muchas mesas, y aunque se fue llenando (el comedor interior por completo, y tuvieron que habilitar alguna mesa fuera, a pesar de que el tiempo no era precisamente propicio), allí El Reloj caminaba con pausa. No había jaleo, el servicio era ágil y atento, y los platos fueron llegando al ritmo que nos gusta, poco a poco y sin grandes espacios entre ellos.

En su carta pueden encontrar, entre otras cosas, Queso palmero con mermelada de pimientos y frutos secos, Cebolletas rebozadas, Ensalada de pimientos asados con ventresca de atún, Alcachofas frescas salteadas con ajito y panceta ahumada, Melva a la espalda, o unos Chipirones con encebollado de boletus, que vi pasar con muy buena pinta. Además, sirven para la espera un platito de chorizo palmero "flambeado" muy rico. Van variando los platos de la carta. Yo iba con la intención de probar algunos que me habían puesto los dientes largos, unos Judiones de la Orotava con chorizo ibérico y costilla,  o unos Ravioli de queso de cabra con miel de palma. Ese día no los tenían, así que habrá que volver.

Lo que si probamos, después de dar buena cuenta del chorizo palmero, fue un sabroso plato de Alubias, gran plato que recomiendo. Pedimos queso asado, que nos sorprendió por su preparación: Lo meten el el horno acompañado de tomate natural, y orégano. Una manera muy sabrosa de prepararlo. Recomiendo dejar que se repose antes de meterle mano, para que el queso, que llega muy fundido, se endurezca de nuevo, siendo más fácil de comer, y de apreciar su sabor. Muy buenos también los ya cada vez más clásicos Huevos al estampido. Nos gustó bastante la Carne fiesta, tenía un nosequé, que le daba un sabor algo diferente al tradicional, muy rico. Y, ¡que decir del Bacalao a la vizcaína!. Grueso, tierno y con una salsa estupenda. De postre, una Panna cotta (por si no se entiende en italiano, lo traduzco: panacota), y uno de los mejores quesillos que he probado. Acompañamos con una cuarta de vino, seis refrescos y agua. Rematamos con dos cafés. Y en cuanto al precio, no está mal teniendo en cuenta lo que comimos, poco mas de 52 euros. Muy buen sitio, tanto por la comida como por el entorno, que recomiendo visitar. Eso si, tendrá que ser a partir de Junio, ya que cierran durante este mes.

Dirección: Camino Los Frontones, s/n. La Florida  (LA OROTAVA)
Teléfono: 696-386 524
Imprimir artículo

4 comentarios:

  1. Amigo Quico, me alegro que te haya gustado el sitio, decirte que Arkaitz Soto el cocinero del cotarro, fue el segundo cocinero del restaurante Las Aguas en el hotel Bahía del Duque por lo que de técnica de elaboración vemos el porqué de esta buena y sencilla comida por eso se ve una profesionalidad en la sala y no sabes si es guachinche, si es bodegón o restaurante o un todo junto que da un sitio con encanto, con mucho encanto. Los pinchos es otra recomendación, y lo del bacalao es para enmarcar, el vino es de esas parras que vemos desde la terraza.
    Un buen sitio para los amigos que pasamos por aquí en busca de sitios de referencia donde echar un buen rato delante de una buena comida junto a una buena compañía. Buen fin de semana y cuidado con el calor que nos va a apretar. Saludos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ve que había buen cocinero ahí. Si señor, buen sitio, una pena que esté cerrado ahora.Con estos calores, se estaría la mar de bien en la terraza. Un saludo

      Eliminar
  2. Anónimo1/3/13 0:24

    Sería muy interesante decir las coordenadas de los sitios, para poder llegar con GPS.
    A veces es casi imposible dar con ellos por sinples indicaciones.

    ResponderEliminar
  3. Ubicación: Lat=28°23'4.48"N; Long=16°30'25.11"O

    ResponderEliminar

Comenta lo que quieras

* * * * * Top 5 sitios más vistos del blog * * * * *