sábado, 5 de mayo de 2012

Guachinche Parralito

  
Como decía en el post anterior, esta vez toca Guachinche, que por otra parte veo que son los sitios preferidos, ya que casi copan semana tras semana el ránking de los cinco mas leídos. Ránking que curiosamente encabeza, a una distancia considerable del segundo, un Guachinche que no está en el Norte (amén de que de Guachinche sólo tiene el nombre, ya lo detallamos en el post correspondiente, aunque, olvidándonos de lo del nombre, la verdad es que se come muy bien). 

Un lector habitual de este blog, Juan Cabrera, con el que me comunico esporádicamente a través del correo, me envió un listado que circula por ahí, con una relación de Guachinches y Bodegones, y me comentó sus impresiones sobre alguno en el que había estado. Yo tomé nota de un par de ellos para hacer una visita, por la zona de Agua García y Ravelo. Enfilamos un Domingo rumbo a la zona, y la verdad es que no tuvimos suerte. El que no estaba muy lleno estaba completamente vacío, y no nos gustó lo que vimos. Al final no fuimos a ninguno de la lista. Para no perder el viaje, dado que se nos echaba el tiempo encima,  y estábamos cerca, nos dirigimos a La Matanza, donde lo difícil es no encontrarse con un guachinche. También estaba concurrida la zona, y después de ver los tres o cuatro que hay en la pendiente que baja por la calle San Cristóbal, entramos en este.

Es el típico Guachinche, situado en los bajos de la casa, con paredes y techos sin encalar. Allí se reparten las siete u ocho mesas de la que dispone el comedor, que por cierto se llenó en poco tiempo. En un rincón, un espacio que ocupa la pequeña barra con la cocina. En la pizarra, los platos que ofrecen. Aunque no son muchos (como buen guachinche), abarcan un poco de todo, suficiente para acompañar al vino que anuncian de su cosecha. No tiene carne a la brasa, ya que no dispone de parrilla. Haciendo click sobre la foto, pueden ver lo que ofrecían ese día.

Tenían Rancho canario, y la verdad, me quedé con las ganas de probarlo. Pedimos un platito de Garbanzas, ricas, ricas. Al poco, las borraron de la pizarra porque se les habían acabado. También estaba muy buena la Carne con papas, tierna la carne y con una salsa muy sabrosa. Lo que nos pareció francamente mejorable (siendo sinceros, no nos gustaron nada) fueron la Ensaladilla y las Croquetas. Buena pinta, caseras, pero con un sabor fuerte y nada agradable al paladar. Subió el nivel  de nuevo el Pulpo guisado con papas arrugadas, en su punto. Y terminó mejor con el postre que pedimos (y repetimos). No soy mucho de postre, pero puedo decir que es de los mejores flanes de chocolate que he probado. También tenían quesillo o helados.  El servicio fue bueno y rápido, y bien de precio. Con una cuarta de vino y cinco refrescos, salió la cuenta por unos 39 euros. No es mal sitio, aunque en esa competida zona, y después de probar en unos cuantos, de momento ninguno como mi Casa Yayi de mi alma.


Dirección: Calle San Cristóbal nº 66. LA MATANZA DE ACENTEJO.
Teléfono: 922-577 980 Imprimir artículo

1 comentario:

  1. yo estuve dos veces la primera bien en todo pero la segunda nos pegaron una clava de campeonato, no he vuelto mas

    ResponderEliminar

Comenta lo que quieras

* * * * * Top 5 sitios más vistos del blog * * * * *