sábado, 29 de diciembre de 2012

Bodegón El Refugio


Refugio el que buscábamos nosotros. Andábamos por Icod, cuando nos pilló una tromba de agua, de ésas que cayeron a primeros de Diciembre. Con las pendientes y curvas del Amparo, y con ese tiempo, decidimos parar en el primer restaurante que pilláramos. Y éste fué el primero que pillamos. Entramos con ciertas reservas, ya que el aspecto exterior dejaba que desear: Letrero sin rótulo, solo con los tubos fluorescentes, aparcamiento un poco abandonado... . Una vez superado el impacto inicial, al entrar vimos que habían unas cuantas mesas, y en la zona de la barra, también había gente esperando, creo que para llevarse pollos asados. El comedor, aunque falto de un remozado, no estaba mal. Decidimos sentarnos.

Una vez sentados, nos fijamos en que, aunque separado por una especie de vallado de troncos y trozos de madera, se podía ver perfectamente una zona de difícil clasificación: una especie de "trastero-vertedero" donde se guardaban (acumulaban, mas bien) todo tipo de cosas (viejas o averiadas), visión que hubiera hecho soltar una buena ristra de tacos a Chicote, de "pesadilla en la cocina". Chocaba un poco esa imagen, pero bueno, ya estábamos allí, y a la gente se la veía comer con buena cara, asi que, a ver que pasaba.

Y, oigan, la cosa empezó bien. Pedimos unas Garbanzas, y estaban muy buenas, como también la carne fiesta, con un toque de sabor diferente a lo acostumbrado, muy sabroso. Probamos también media ración de Mollejas, poco habitual en un Bodegón, y que estaban buenas. Cierto es que los platos tardaban un poco en llegar, y esa es una de las pegas que le pongo. Una persona sola para ese comedor, con unas cuantas mesas que atender (y supongo que en la cocina pasaría otro tanto), se nota en el servicio. De hecho, el queso asado nos llegó frío, pero frío, frío. Y es curioso, que siendo la especialidad la carne a la brasa, el Bistec de cerdo fuese el peor plato. No estaba malo, pero no estaba bueno. Un poco pasado de fuego, y nada jugoso. De postre pedimos un helado y un tiramisú, y para beber, una cuarta de vino, cuatro refrescos y agua. Terminamos con dos cafés, y pagamos poco más de 49 euros, que, dicho de otra forma, son casi 50 euros que me parecieron mucho para lo que comimos. El servicio fué atento, dentro de lo que comenté antes, el hombre hizo lo que pudo. En fin, un sitio que se ve que ha vivido momentos mejores, y que necesita un remozado general, cosa nada fácil como anda la cosa ahora, salvo que te lo arregle gratis Chicote.  y ¡FELIZ AÑO NUEVO!


Dirección: Ctra. El Amparo, 130.  ICOD DE LOS VINOS
Teléfono: 922-810 853 Imprimir artículo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta lo que quieras

* * * * * Top 5 sitios más vistos del blog * * * * *