sábado, 27 de octubre de 2012

Guachinche Domingo (Casa Vieja)


Si en el post anterior les comentaba que el sitio tenía trazas de Guachinche, éste de hoy, que me recomendó  el amigo del blog Luis Merino, sería  (hablo de la instalación) el Guachinche por definición. Está situado a la vera de una de las muchas cuestecitas de La Victoria, donde hay que dejar el coche, y luego recorrer un pequeño trecho hasta dar con la casa, rodeada de viñedos y de unas formidables vistas. Una vez dentro, comprende uno el porqué del apellido del Guachinche.

La casa, vieja, ofrece todos los encantos que adornan a los Guachinches clásicos: Entrando al pasillo, con suelo encementado de aquella manera,  pared sin encalar y cañizo separando el camino de las viñas, se distribuyen un par de mesitas hechas con bobinas de cable, con sus taburetes de bobinas también. Al final de éste, una pequeña terraza junto a los viñedos, con otro par de mesitas, estas de las habituales. Y la habitación, si uno se pone a "decorarla" así adrede del tirón, no le queda igual. Suelo de picón, mezcla de diferentes tipos de mesas y manteles, más bobinas de asiento, paredes con todo tipo de desconchones y remiendos, desvestidas de encalado, pero no de detallitos. Parece que se les han ido añadiendo con el tiempo cositas encontradas aquí y allá, para dejarla decoradita: cuadros, reloj publicitario de pared, candelabros, útiles varios, altavoces..., y una especie de tapia de madera sobre el cual han ido dejando su huella, en forma de frase mas o menos original, algunos clientes. Y si necesita lavarse las manos, a la piedra de lavar del patio. Esto es un Guachinche. ¡Que pocilga más encantadora! (no voy a volver al tema. La referencia viene del post anterior).

De su cocina, no me acuerdo de todo lo que tenían, pero si de unas Lapas, que iba con intención de probar y al final no hice, Conejo asado, y creo que Ropa vieja, Carne de cabra, algo de pescado y carne a la Brasa. Si recuerdo un cartel que anunciaba para los Lunes Arepas asadas o fritas. Había unos cuantos platos más, aparte de lo que probamos nosotros, suficientes para un buen picoteo. El servicio, familiar y atento. Todo se prestaba para una buena sobremesa, porque además hacía un día estupendo, con algo de calor. Por una vez preferimos sentarnos dentro en vez de en la terraza. Aquella pintoresca habitación había que observarla con detalle.

Muy buena la carne a la brasa que preparan aquí. Después de unas ricas Garbanzas y unas crujientes y sabrosas Croquetas, le metimos mano a un tremendo condumio de Conejo, que nos encantó. Y para terminar, un estupendo, tierno y jugoso Bistec de cerdo. Los postres tampoco se quedaron atrás, esa rica Tarta de piña, o el Flan de chocolate. Todo casero. Para beber, una cuartita de vino, 4 refrescos y agua. Muy bueno todo, y también el precio: 32 euros justos, sin factura. Y tampoco me acordé de preguntar el teléfono, que siempre lo fío a verlo en la factura. Si alguien lo tiene, se agradece la información. 



Dirección: Calle Pedro Hernández, 96. LA VICTORIA DE ACENTEJO

Leer arículo completo>>

sábado, 20 de octubre de 2012

Guachinche El Padrino


Aquí les traigo otro "Guachinche" donde disfrutar de una buena carne, en un ambiente ideal, con aire puro y buenas vistas. O, según el señor Peytaví, otra pocilga hedionda. Se ha lucido este señor con su comentario. No entro en si lleva o no razón en el fondo, pero, respetando su opinión, la mía es que en la forma, un par de pueblos si se pasó. Y no digo nada más. Para el que no sepa de lo que hablo, puede leer aquí el artículo y formarse su opinión.

Hay que ir aprovechando estos sitios, porque cuando se aplique, en unos meses, la normativa que los regula, a saber cuántos de estos "Guachinches" quedarán en pie. A veces me preguntan mi opinión sobre el tema de la aplicación de la normativa reguladora de estos negocios. No soy el más indicado para hablar sobre ese asunto. No conozco en su totalidad la normativa (ni falta que me hace), y además he empezado a frecuentarlos precisamente cuando más se han ido alejando de la normativa reguladora y se han acercado más a los Bodegones, ya que a mi no me iban demasiado los guachinches de "solo vino y agua,  y tres platos". No soy bebedor de vino, más bien lo utilizo para darle algo de color y sabor al refresco. Pero, además de que en muchos casos se come muy bien, me gusta el ambientillo y el entorno de los guachinches.

Y dejando aparte el tema de normativas, si que creo que el término guachinche se ha desvirtuado un poco. El nombre en si mismo tiene un encanto especial, por lo que evoca: entorno rural, instalaciones austeras, paredes sin encalar, acondicionadas de cualquier manera, comida casera a buen precio, servida por gente sin experiencia en las más variopintas vajillas..., detalles que, paradójicamente, le conferían un ambiente confortable y familiar. Y creo que ese encanto se va a romper, como en la canción, de tanto usarlo. Ya cualquier restaurante es susceptible de llamarse Guachinche. Me parece que, cada vez más, se antepone la palabra "Guachinche" al nombre del establecimiento con la única intención de darle algo más de tipismo y atraer a los clientes al reclamo de comidita casera y precios tirados (que luego no se corresponde con la realidad, ni siquiera en muchos guachinches "auténticos"), tal vez para luchar contra lo que consideran competencia desleal de los guachinches de siempre. Y en cuanto a los precios, salvo habas contadas, ya no hay tanta diferencia entre los guachinches y los bodegones o restaurantes. Por lo demás, que regulen los que mandan, y que cada cual siga eligiendo libremente donde dejarse los cuartos.

En el caso de hoy, el sitio tiene todas las trazas de los típicos guachinches: Está en una casa apartada de la carretera (hay que estar atento al cartelito puesto en la rotonda, en la carretera que va de La Perdoma a La Orotava), accediéndose a ella por una pequeña pendiente donde poner a prueba el coche. Una vez dejado éste en el aparcamiento a la puerta, entramos en un amplio comedor, con suelo adoquinado, y diferentes tipos de mesas y manteles. Alli se encuentran la barra y la parrilla, y lo cierto es que ese día, aunque no había mucha gente, la actividad de la parrilla se notaba mucho en el ambiente, cargando con demasiado humo el comedor. Afortunadamente, el local  cuenta con una estupenda zona de terraza, con sus sombrillas y su pequeño estanque. Allí se estaba de maravilla, disfrutando del espléndido día y de las vistas que ofrece la zona.

Además de la carne a la brasa, ya sea Chuleta o Bistec de cerdo, Chuletón de res o Costillas asadas, también podremos probar un poco de Queso blanco, queso Asado, Ensaladilla, Croquetas, Garbanzas o una buena Ensalada. La atención, muy familiar, con chicos bastante jóvenes atendiendo las mesas, y los mas veteranos bregando con las brasas. No sé si lleva mucho abierto, pero la falta de pericia en la labor de atender las mesas, compensada con amabilidad y voluntad, transmitía la sensación de llevar poco tiempo en esto, aunque es verdad que también es típica en muchos guachinches.

Teníamos ganas de carne, así que pedimos poco de picar, un platito de queso asado y unas garbanzas (muy ricas). Luego pedimos un par de bistecs de cerdo, y unas costillas asadas. La sirven por unidades, ya que nos preguntó cuantas queríamos. Repregunta lógica "¿De que tamaño son?". El camarero nos indicó, con el típico gesto de abrir el índice y el pulgar, un tamaño que vendría a ser como un paquete de tabaco. Lo que nos llegó en aquella bandeja tenía, exagerando un poco, el tamaño de un cartón de tabaco. Habíamos pedido dos para cada uno (8 en total), y ante la visión de aquella bandeja, que nos trajeron en plan parrillada junto con los bistecs, nos preguntábamos si íbamos a poder con todo eso.

Pues no pudimos, pero de pura gula casi lo hacemos. ¡Que buena estaba la carne, sobre todo las costillas!. Aunque el bistec no se quedaba atrás. Y también la carne que vi pasar para otras mesas tenía una pinta estupenda. Pero destaco las costillas asadas. Grandes, carnosas y muy jugosas. La verdad es que fueron muchas, y salimos repletos. Rematamos con un popurrí de postres, que no estaba mal, combinando repostería con fruta, en este caso sandía. De beber, una cuarta de vino, cinco refrescos y agua. La cuenta fué de 41 euros justos, sin factura de por medio (típico de guachinche también). Pese a que fueron muchas costillas, y podía haber salido por menos de no haber pedido tantas, es lo que comentaba al principio. El precio no está mal, pero se acerca cada vez más al de un  Bodegón o un Restaurante. No es una queja, sólo una observación. Y comimos muy bien, que es lo que interesa, y lo que, en definitiva, también hace barato o caro a un sitio.



Dirección: Rotonda de San Antonio.
Lugar Montijos. LA OROTAVA.
Teléfono: 647-758 810
Leer arículo completo>>

sábado, 13 de octubre de 2012

El Chicharro



Hay un plato que nos encanta y que no nos resulta  fácil de encontrar, las Potas en salsa. Tenemos algunos sitios localizados donde las preparan muy bien, pero como ya están en el blog, y hay que traer aquí sitios nuevos, tenemos que afinar más la búsqueda. Por cierto, se agradecería información de sitios donde las preparen, ya sea vía comentarios del blog, o por email. Del sitio que les traigo hoy, había leído hace años que consiguió un premio en el concurso de tapas de la zona con este plato. Fuimos a ver, pero sinceramente, no nos gustó lo que vimos, y nos dimos media vuelta. Volvimos a pasar esta vez, mucho tiempo después, y nos decidimos a probar.

Es el típico Bodegón, del estilo de los que se encuentran en esa zona, el tramo de carretera de Tacoronte a Tejina, como el Quinta Crespo (donde por cierto, hacen muy buenas potas), o La Sirena, aunque éste últimamente ha cambiado, no se si de propietarios, pero si de estilo, ya que le vi cocina más típica de fast food que de la que ofrecían antes, en línea con los otras dos que he nombrado, más centrada en comida casera y pescado fresco. El comedor no es muy grande, pero está bien aprovechado. Bastantes mesas, en ése salón diáfano y (esta vez si), limpio.

Como decía, aquí preparan comida casera, y la especialidad es el pescado fresco y la morena. La carta no es muy amplia, pero se puede encontrar un poco de todo: Junto al pescado del día, que se puede elegir en el expositor, podemos encontrar desde una Sopa de pescado o un poco de queso fresco, Cherne, Pescado salado, Croquetas de pescado o Chocos asados, y de carne, Bistec de cerdo o Carne de cabra.  El servicio fue bueno y rápido, incluso cuando se empezó a llenar.

Además de los platos reseñados, les detallo los que probamos nosotros: Por supuesto, las Potas en salsa. Muy buenas, con un toque diferente, con el encebollado que se nota en el plato y en la boca. También estaban ricas la Carne con papas y la Carne fiesta. Terminamos con unos Calamares a la romana, que sin ser los de Casa Doris, estaban muy bien de sabor y textura. Los postres fueron lo más flojo de la tarde, un mousse de chocolate y tarta de la casa, además de un helado. De beber, una cuarta de vino, seis refrescos y agua. Un sitio correcto. Sólo por probar esas potas valió la pena, aunque el resto también estaba bueno, con la salvedad ya reseñada de los postres. Y en cuanto al precio, habiendo Potas y Calamares en la factura, no nos pareció caro ni barato: 45 euros.


Dirección: Ctra.General Tacoronte, Tejina  Km 8,3
TACORONTE. Teléfono: 922-562 477
Leer arículo completo>>

lunes, 8 de octubre de 2012

Guachinche El Medianero


Parece que no se acaban  nunca los sitios donde echarse algo en La Perdoma. Ya me va quedando menos para completar, por lo menos, los de la carretera de la Orotava a Los Realejos. Este sitio lo tenía guardado en el cajón, ya que fuimos allí a principios de Agosto, y justo al día siguiente cerraba, por unas merecidas (y largas) vacaciones, hasta el dos de Octubre. Se los traigo hoy, ya que deben haber vuelto a abrir sus puertas, y así el comentario estará fresco.

En esa avenida, flanqueada por tantas fachadas de bodegones con grandes puertas abiertas mostrando sus comedores, y pizarras con el menú a pie de entrada, contrasta esta fachada, que parecía albergar una tasquita, o eso me parecía a mi, quizá porque me recordaba a la fachada de la tasca el Aljibe. Fachada sobria, sin enseñar nada del interior, con un cartel pequeño, casi imperceptible, donde se lee "El Medianero". Luego, al entrar, viendo la decoración, rústica, con laja y cantos blancos en las paredes,  suelo de cemento, mesas de diferentes tipos y colores, plantas y demás, pensé: "que raro que no lo hayan llamado Guachinche, pues se acerca más que muchos en los que he estado". Al final, en la factura si pone lo de Guachinche. 

El comedor ocupa toda la estancia, una especie de patio interior cubierto, no muy grande, y que se vuelve un pelín ruidoso cuando está lleno, como era el caso de ese día. Pillamos una de las últimas mesas libres, y luego se empezó a formar cola de gente esperando por mesa. Pese a todo, no era agobiante, gracias a las plantas y la especie de claraboyas abiertas en el techo, que permitían el paso de la luz natural, dando sensación de  amplitud  Se estaba a gusto allí. Tienen bastante variedad en la carta, y eso que ese día, al ser el último antes de las vacaciones, no habían preparado muchos platos de caldero, como la Ropa vieja o la Fabada. Los fines de semana ponen a trabajar las brasas. Pulsando aquí verán la pizarra con el detalle.

Tras picar un poco de chorizo "de perro" flambeado, pedimos un buen Queso asado, acompañado de mojos y mermelada de arándanos, muy sabroso. Nos gustaron también las Croquetas caseras. La Ensaladilla estaba riquísima. la textura y el sabor me trajeron a la memoria (a ver quién la recuerda), la estupenda ensaladilla que servían, hace muchos años, en el Bar Retama, por la zona de Galcerán, en Santa Cruz, bar que ya no existe. Pedías una tapa de la ensaladilla, y te la servían coronada por un trozo de caballa de lata, que la dejaba aún más sabrosa. La mejor ensaladilla que he probado. Me sorprendió la carne fiesta, no solo por la ternura de la carne, sino por el sabor, diferente a la típica que encontramos por ahí. Y la carne a la brasa.. ¡Pedazo de bistec de cerdo que nos mandamos!. Tierno y jugoso, de los mejores que he probado últimamente. Muy buena comida, que rematamos con una fresca Tarta de galleta. Para beber, una cuarta de vino, cuatro refrescos y agua. Pese al jaleo, el servicio estuvo bien. Y no está mal de precio, pagamos unos 43 euros por todo.


Dirección: Carretera Gral. El Ratiño. La Perdoma.
LA OROTAVA. Teléfono: 680-330 235
Leer arículo completo>>

sábado, 6 de octubre de 2012

Un año de picoteo (y VI): Mejor Restaurante



Y el resumen de éste año termina con los que, para nosotros, han sido los tres mejores restaurantes del año. Como he dicho otras veces, hay muchos y buenos restaurantes en nuestra isla, y también en el blog este año. Para elegir cual es el mejor, como he hecho otras veces, me pongo en la situación en la que me preguntan "tengo que llevar a alguien a comer, y quiero quedar bien. Recomiéndame alguno". Estos son los que primero vienen a mi memoria, por las sensaciones que me han dejado:
Leer arículo completo>>

viernes, 5 de octubre de 2012

Un año de picoteo (V): Mejor Guachinche


Premio controvertido éste, ahora que anda la cosa caliente con los guachinches. Primero, porque no hay muchos todavía en el Blog, pero de alguna manera quería instaurar una mención para estos sitios tan nuestros, y tan solicitados, atendiendo a los rankings de páginas visitadas del blog,  sobre todo en esta época en la que toca apretarse el cinturón. Y luego, la pregunta: Evidentemente no están todos los que son, pero ¿son todos los que están?. Seguro que, normativa reguladora en mano, pocos guachinches de los que aparecen en este blog, por no decir ninguno, pasarían el corte.  Pero aquí se habla de sitios donde ir a comer, sin entrar en consideraciones de si denominan Guachinche a lo que no lo es,  y si  cumplen la normativa o no. Para eso están los que mandan y cobran por ello, y parece ser que ya le van a meter mano al tema. Pues muy bien.

Mientras, de entre todos los sitios donde hemos comido este año, y fijándonos solamente en que hayan antepuesto el nombre de "Guachinche" al del negocio, ya que todavía no hay material en el blog como para hacer una selección, destacamos a uno.

Leer arículo completo>>

jueves, 4 de octubre de 2012

Un año de picoteo (IV): Mejores instalaciones


Una buena comida sabe bien en cualquier sitio. Pero no cabe duda de que se disfruta más si se envuelve en un buen marco. Estos son los que, para nosortros, ofrecen el mejor entorno para poder hacerlo (click sobre las imágenes para ampliarlas).






Leer arículo completo>>

Un año de picoteo (III): Mejor Servicio



En general, los restaurantes de la isla ofrecen buen servicio. Este año, con algún altibajo que otro, no nos podemos quejar de la atención recibida. Y hombre, un grano no hace granero. Seguro que los que flojearon en el servicio fué porque no tenían el día, y no será siempre así.  Con algún detalle más que los han hecho destacar, hemos elegido estos (click sobre la foto para ampliar).







Leer arículo completo>>

miércoles, 3 de octubre de 2012

Un año de picoteo (II): Mejor postre



Como ya he dicho en otras ocasiones, no soy mucho de postre, si bien es cierto que cada vez le voy cogiendo más el punto a terminar la comida degustando uno. De los que hemos probado este año, ahí van los que consideramos mejores (click sobre las imágenes para ampliarlas):




Leer arículo completo>>

martes, 2 de octubre de 2012

Un año de picoteo (I): Mejor plato



Empezaremos por el mejor plato que hemos probado este año. Ha habido bastantes, y nos ha costado elegir. Sobre todo para el tercer premio estaba muy reñido, y al final tomamos esta decisión. No se podía quedar fuera ese estofado de costillas. Recuerden que para ampliar las imágenes basta con hacer click sobre ellas.





Leer arículo completo>>

lunes, 1 de octubre de 2012

¡Cumplimos 3 añitos!



Pues eso, que aquí seguimos. Este mes cumplimos otro año más. Se ha pasado rápido, a pesar de lo convulso que ha sido. A ver si sigue igual de rápido y se marcha ya este 2012. No lo echaré nada de menos, y a ver si el próximo viene mejor.  De las pocas satisfacciones que nos ha dejado éste año (un año natural del Blog), una es ésta. El poder seguir compartiendo con ustedes esos sitios donde poder echarse un buen picoteo (o donde no, siempre según mi parcial opinión). 

Con el paso del tiempo le acabado cogiéndole casi tanto gusto a contarles aquí mis impresiones, como al salir por ahí a comer. Sólo casi. Comer es un placer (casi siempre),  y el añadido es dedicarle unos ratitos al blog y compartirlo con ustedes. Es gratificante ver que cada vez interesa a más gente, y que cada vez participan más con sus comentarios y recomendaciones, a través del Blog, el correo o Facebook. Agradezco a todos los que lo han hecho, y les animo a seguir haciéndolo, para  que esto se  enriquezca con más sitios y opiniones diferentes.
No me enrollo más. Sólo desear que podamos seguir disfrutando de estos dos placeres, y que ustedes sigan pasando por aquí  a compartir información de dónde echarse un picoteo por la isla. Y, como ya viene siendo tradición, en estos días les iremos desgranando lo que para nosotros ha sido lo mejor del año, en forma de nuestros premios virtuales "De picoteo por Tenerife 2012". Saludos a todos, y que disfruten.
Leer arículo completo>>

* * * * * Top 5 sitios más vistos del blog * * * * *