sábado, 23 de febrero de 2013

Secundino

La denominación de Bar que tienen en el letrero llama a engaño (por lo menos a mí). para mí, un bar es básicamente lo que define la RAE, "local en que se despachan bebidas que suelen tomarse de pie, ante el mostrador", añadiéndole unos taburetes, y alguna que otra tapita o similar. Ya había visto varias veces ese cartel de "Bar Secundino" (o "Segundino, según a cual de los dos carteles mirara). Como tampoco la entrada deja ver mucho el interior, en realidad si parece un bar. Pero un día, pasadas las fiestas navideñas, yendo de camino a La Matanza nos fijamos en una pizarrita que tenían en otro local enfrente, con el que comparten una zona de aparcamiento, y ya puestos, miramos en los dos. Nos gustó más, en principio, lo que preparaban aquí. 

Entramos, y nos encontramos con lo que aquí solemos llamar "Bodegón". Junto a la zona de barra, hay un comedor mediano, sencillo y acogedor, casi de acabado rústico. Nada que ver con la impresión que percibe uno desde fuera. No había demasiada gente, pero poco a poco fueron entrando clientes, hasta casi ocupar la mitad del aforo. La carta la dedica, como no, a la cocina canaria. Vi pasar algunos platos de carne a la brasa, que no me llamaron especialmente la atención, y por eso no pedimos, y curiosamente luego me entero de que son muy conocidos por prepararla en brasa de sarmiento, que por lo visto le da un sabor especial. A la cama no te irás....

Nos quedamos a tomar un picoteo. Cayó primero un buen Escaldón con mojo rojo, seguido de una Fabadita muy rica. La Ropa Vieja, estupenda, se parecía bastante, con ese sabor medio piconcillo, a la que preparan los amigos del Guachinche Casa Yayi (aunque la de Yayi es difícil de superar). Y terminamos, que el escaldón llenaba lo suyo, con un carne fiesta muy bien preparada, sabrosa y tierna. De postre, recuerdo que estaba rico, y he puesto flan, pero con los postres siempre me pasa igual: no les presto mucha atención. Luego pasa el tiempo, y como no lo especifican en la factura, no recuerdo bien lo que era. Pero estaba bueno. Para beber, una cuarta de vino, cuatro refrescos, agua, y finalizamos con dos cafés. En fin, que no es un simple Bar. Es un sitio donde se come bastante bien, y bien servido, y a buen precio. En nuestro caso, lo que aquí les he detallado salió por unos 31 euros.


Dirección: C/ San Cristóbal, 236. Ravelo. EL SAUZAL
Teléfono: 922-585 103

sábado, 16 de febrero de 2013

Guachinche Contenedor y Cuchara

No, no está mal escrito. Buen juego de palabras eligieron para el nombre de éste Guachinche (o lo que sea). Imaginación al poder. Para el nombre y para el diseño del local. Uno se encuentra el cartelito, el típico que ponen los guachinches a pie de carretera, indicando la entrada a la finca, mira hacia adentro y ve una buena zona de tierra para aparcar, y al fondo se adivina lo que sería el Guachinche, con unas sombrillas en la terraza. Y visto desde esa distancia, la verdad es que parece estar dentro de un contenedor, por el material usado para la fachada. 

Una vez dentro, me fijo en cómo han hecho el local. Yo no entiendo del ramo de la construcción, pero me parece a mi que para hacer las paredes han utilizado unas planchas de encofrar, de esas que se usan para rellenarlas de hormigón y hacer los pilares o los muros. Y para el techo y la fachada, esa chapa que le da el aspecto de contenedor. Envoltorio espartano que contrasta con la decoración interior, el mobiliario y la iluminación. Les ha quedado un Guachinche (o lo que sea) de lo más "fashion". Y la terraza, estupenda, para cuando haga buen tiempo, que no era el caso.

Todo pintaba bien. Buena ubicación, con agradables vistas exteriores, local mono y acogedor, ambiente confortable, musiquita de fondo a un volumen adecuado (sonaron incluso, durante un buen rato, temas de Bob Marley. ¿Qué más se puede pedir?). Si ya se comía bien, y a buen precio, tarde perfecta. Ese día, además de lo que comimos nosotros, recuerdo que tenían Queso blanco, Bistec o Pollo a la brasa, y Arroz caldoso. No había demasiada gente, y el servicio fué rápido y amable, preocupándose de saber nuestro parecer de cada plato que probábamos. 

Y tengo que decir que estaba todo de bueno para arriba. La Fabada estaba de lo más sabrosa, con bastantes tropezones de morcilla y chorizo, que se tomaron el trabajo de colocar en el plato de forma decorativa. Le siguió un gran plato de Huevos "Swing" (otro nombre a añadir a los conocidos "rotos", "al estampido", "estrellados", etc...), muy rico. Ponen la cantidad según las personas  y eso influye en el precio final. En este caso, el plato costó 10 euros, que me pareció un poco elevado para el contenido (pese a que en la factura ponía "4 huevos"). La Carne fiesta, exquisita. Además de sabrosa, la carne se deshacía de tierna. Estupendos también los Montaditos de batata y bacalao sobre base de gofio, aunque por un malentendido sólo llegaron dos, en lugar de cuatro. Y terminamos con unos buenos Chicharros bien frititos, con sus papas arrugadas y su mojo. De postre, probamos el que tenían casero: un Tiramisú muy rico. Para beber, una cuarta de vino, cuatro refrescos (en botellas de cristal, oiga, y de las de tamaño mediano. ¡Aquí hay calidad!. Lo digo para los que calculan el precio) y una botella pequeña de agua. Bien comidos y bien servidos, la cuenta fue de poco mas de 45 euros. No es precisamente el precio de un Guachinche al uso, pero esto no es un guachinche al uso. Y no me pareció caro para lo que comimos, y lo bueno que estaba. Recomendable.

Dirección: C/ Risco Caído, s/n (aprox. frente al nº 128)
LA OROTAVA. Teléfono: 664-428 484

sábado, 9 de febrero de 2013

Tasca Guachinche La Raposa

Hace tiempo, pasando por La Perdoma me topé con un guachinche con éste mismo nombre (y con el mismo cartel), que no había visto antes. Lo anoté para volver otro día, y cuando lo hice, ya no existía. Algo tuvo que pasar para que durara tan poco. Pues mira, tiempo después me encuentro unos carteles pasando la carretera de La Florida, en La Orotava, indicando la situación del guachinche. Entramos y nos gustó el sitio, bastante mejor que en la anterior ubicación. No sé si serán los mismos dueños, pero desde luego el cartel si.

Ahora se ubica en una casa antigua, que nos da la bienvenida con unas cestas de frutas y hojas de palma, y donde hay situadas un par de mesitas. El patio central divide los dos comedores de que dispone, dentro de lo que serían dos habitaciones. Uno de ellos alberga también una pequeña barra. Y en el patio tienen situada la zona de asar. El sitio es acogedor, tranquilo, incluso cuando se fué llenando. El único problema será aparcar en esa estrecha calle cuando vaya mucha gente. Tienen también un pequeño aparcamiento junto a la carretera general, pero para no más de cinco o seis coches.

De comer, carta cortita, pero suficiente para un buen picoteo, y la verdad es que desde fuera olía que alimentaba. Ese día anunciaban en la pizarra Croquetas, Ropa Vieja, Fabada, Asadura, Carne de cabra, Carne fiesta, Huevos al estampido, y, como platos fuertes, Pollo asado, Chuleta o Bistec. Como decía, se fué llenando poco a poco, hasta completar un aforo apreciable para ser un sitio nuevo, y en los tiempos que corren.   

Nosotros empezamos con unas buenas Croquetitas caseras, acompañadas de un sabroso ali-oli. Probamos la Fabada, que estaba muy, muy rica, muy sabrosa. También estuvo bien la Ropa Vieja, aunque me recordaba más al pollo mechado para arepas que a la Ropa Vieja a la que está uno acostumbrado, pero estaba buena. Aunque el servicio fué relativamente rápido, si se retrasó un poco el último plato, por razones de preparación, pero valió la pena la espera, ya que fué lo mejor: Un tremendo bistec de cerdo, tierno, tierno y jugoso. Diría que de los mejores que he probado últimamente. Habrá que ir a probar la chuleta, a ver si está igual. De postre, pedimos los dos que tenían: Una tarta de piña, muy rica, y un postre de café, bien de sabor, aunque un poco seco. De beber, una cuarta de vino y cinco refrescos. Y lo mejor es que se puede quedar uno a gusto como nosotros, y con el estómago satisfecho, por unos veinticinco euros. A ver si esta vez duran más (si son los mismos), que hay que probar esa chuleta.

Dirección: Camino la Candelaria - Hacienda perdida, 7
LA OROTAVA. Teléfonos: 696-920 022 / 610-803 698

viernes, 1 de febrero de 2013

Para los Guachincheros


Hoy no les traigo un sitio. Traigo varios. Les voy a hablar de una aplicación gratuita para smartphones, creada por gente de aquí, que les facilita la localización de muchos Guachinches de la isla. Me la han comentado sus creadores y, como me pareció interesante, y que puede ser de utilidad, se la comento aquí. Antes que nada tengo que decir que no conozco al equipo que ha creado la aplicación, ni la he probado, sólo he visto la información que me han enviado. Por una parte, porque ando en una época de lío y poco tiempo libre. Y por otra (la principal), es que yo utilizo básicamente una aplicación del móvil (que todavía tiene): llamar, amén de algún que otro Whatsapp. Así que no estoy nada puesto en aplicaciones, y tengo mis reservas con descargarme cosas en el teléfono. Por eso, tómense este post como una información, y no una recomendación o publicidad. Y, antes de descargarse nada, les recomiendo leer ésto.



Si funciona, cosa que ya me dirán ustedes, puede ser interesante, si tiene una buena base de datos, pues no sólo ofrece un listado de Guachinches, sino que informará de cuál es el mas cercano a donde nos encontremos, e incluso les indica el trayecto que deben seguir para encontrarlo. Esto si tiene mérito, pues a veces no hay manera de encontrar muchos Guachinches buenos que andan perdidos por ahí.


En principio es una aplicación para Android, y, como les digo, tiene buena pinta. Y como la pretensión de este blog es la de compartir información, aquí la reflejo, sin poner mi opinión, por lo que he explicado antes. Si tienen interés en ampliar la información o descargarse la aplicación, aqui tienen el enlace. Ya me contarán.

* * * * * Top 5 sitios más vistos del blog * * * * *