sábado, 20 de abril de 2013

Guachinche La Rampa



Abrir, y sobre todo, mantener un negocio es tarea complicada (si, llegué yo solo a esa brillante conclusión). Más si se trata de un negocio de hostelería. Abrir un Guachinche en La Corujera, donde hay casi más Guachinches que casas, le añade aún más dificultad. Y hacerlo casi puerta con puerta con el que podría ser el Guachinche más visitado de la zona, toma tintes de hazaña. La imagen era elocuente: cuando llegamos, en uno ya había cola por fuera para comer, y en éste apenas un par de mesas (aunque luego fue llegando alguna más). La competencia es buena, pero ésta dichosa época que nos está tocando atravesar se lo pone aún más difícil a los sitios nuevos, ya que la mayoría de la gente tiende a asegurar el tiro, en lo que a salidas a comer se refiere, y apuesta por lo conocido, antes que aventurarse a invertir los cuartos a ciegas en algo nuevo. Pues oiga, para eso está este blog, para dárselos a conocer un poquito. Aunque en el tema de los cuartos estamos como la mayoría (jodidos, con perdón), no nos importa llevarnos algún chasco de vez en cuando, porque también compensa disfrutar de sitios acogedores y recomendables como éste.

Llevan tres meses bregando por hacerse un hueco junto al Guachinche Emilio y Mar, que, con más de ocho años por allí, son uno de los referentes en La Corujera. El nombre le viene porque, para acceder a él, hay que bajar la  rampa que anteriormente daría acceso al garaje. En la entrada hay un pequeño comedor con un par de mesas, junto a la barra y la cocina. Ese comedor está presidido, como si de la chimenea de un saloncito se tratase, por la parrilla, donde se prepara la carne a la brasa a la vista, carne con una pinta tremenda. Junto a éste, el otro comedor, no muy amplio pero confortable. Comedor guachinchero, sencillo, con sus manteles de hule cubriendo las amplias mesas, y sus sillas de bobina. Unas pequeñas ventanas confieren un poco de luminosidad natural, anulando la sensación de estar en un garaje.

La carta, cortita pero sin que se le pueda objetar nada, o quizá si: que no tenga algo de postre. Supongo que todo se andará. Pero en cuanto a variedad, suficiente para un buen picoteo. Junto a lo que pedimos nosotros, ese día ofrecían Queso asado, Asadura, Carne de cabra, y además de Chuleta o Bistec de cerdo a la brasa, repito que con una pinta estupenda, servían un Pulpo guisado que había que verlo. Aquello era un trozo de Kraken.

Tras dar buena cuenta de un poco de chorizo "de perro", y como casi siempre,  empezamos degustando unas caseras y sabrosas Garbanzas, y unas Croquetas, también muy buenas. Le siguió un platito de Carne fiesta, tierna, un pelín seca, pero con muy buen sabor. Y terminamos con un tremendo bistec de cerdo, que respondía a la pinta que tenía. Estupendo de sabor, hechura y ternura. Habrá que ver como están esas chuletas. Como decía antes, no tienen postre, sólo helados. Mi hijo pidió uno. Para beber, una cuarta de vino y cuatro refrescos. Comimos muy bien, y la cuenta fué de poco más de 28 euros. Sin compararlo con nadie, y puliendo algunos detallitos lógicos de los comienzos, lo recomiendo. Y el hombre se esfuerza en que estén bien atendidos. Así que le deseo suerte, y que la gente le de una oportunidad. Luego él se ganará el que vuelvan (o no).


Dirección: Carretera nueva La Corujera, 129
SANTA ÚRSULA. Teléfonos: 665-888 094 / 608-450 407


Coordenadas:
Latitud: 28.4113147 (28º 24' 40.73" N)
Longitud: -16.498622999999952 (16º 29' 55.04" W)
 
Imprimir artículo

1 comentario:

  1. Que graciosa esa palabra, no sabía lo que era Guachinche hasta que leí tu blog, mi esposo (chicharrero) me dijo el significado!!! en mi tierra (Venezuela) le decimos taguara, nombrecito un poco despectivo, pero no por ello, menos bueno...confieso q no he leido la entrada completa, me dejaré llevar por las imágenes... no me gusta mucho, ni la decoración del lugar, ni los platos....pero sí la chimenea♥ saludos!

    ResponderEliminar

Comenta lo que quieras

* * * * * Top 5 sitios más vistos del blog * * * * *