sábado, 11 de mayo de 2013

Guachinche La Palmera



Hoy les traigo otro Guachinche más, casi recién abierto. Claro que, si miran las fotos que acompañan a este comentario, me van a decir: ¿pero que guachinche es éste, con ese pedazo de instalaciones?. Pues tienen razón. Ya comenté en el post anterior lo que pensaba del uso que se le está dando últimamente al término. Aunque en este caso, en esencia es más Guachinche que muchos de los que aparecen por este blog: Venden vino de su cosecha (aunque sea embotellado y con denominación de origen), la comida es totalmente casera (hasta el pan rallado de las croquetas, según su cocinera), y muy buena, como pude comprobar después. Y sobre todo, los precios son de auténtico Guachinche. Si además, se envuelve en estas bonitas instalaciones, miel sobre hojuelas. Así que no sé a que esperan para ir. Bueno, esperen a leer el post completo. 

En El Sauzal, subiendo por el Calvario, una vez pasado por el Complejo deportivo hasta el final de la pendiente, y luego girando a la izquierda hacia una calle sin salida, se encuentra la finca donde allá por los setenta el conocido constructor Don Roberto Torres del Castillo dió forma a la Bodega La Palmera, de cuyos caldos se nutre el Guachinche. Y hasta aquí puedo leer, en cuanto a la historia de la Bodega, que si no me iba a quedar esto muy espeso. Si quieren conocerla con más detalle, y el trabajo en el Guachinche se lo permite, el personal gustosamente les hará una visita guiada por las entrañas de la bodega, y les explicará todo, con una pasión y conocimiento como si llevara allí toda la vida.

El caso es que, dado que ahora la producción en la bodega es poca, tuvieron la idea de aprovechar sus bonitas y acogedoras salas para ofrecer allí sus productos. Además del vino, la finca colindante también les suministra el ingrediente principal de una de sus especialidades, y plato fijo de la carta: El Conejo, que preparan frito o en Salmorejo. Lo acompañan con unos cuantos platos que van variando cada semana, de la que de momento creo que sólo abren Sábados y Domingos.

Pasamos por allí un Sábado por la tarde, ya cuando estaban casi cerrando, y entramos a ver que tal. La primera impresión fue, "¡que bonito!", y la segunda, " así serán los precios". Al vernos por allí husmeando, tuvieron la amabilidad, pese al cansancio de la jornada de trabajo, de enseñarnos la Bodega, abrirnos los calderos para que viéramos algunos de los platos que preparaban, e incluso darnos a probar las Garbanzas (ricas, ricas), y un vasito de vino tinto. Y, quizá adivinando nuestros recelos, nos aseguró que "los precios eran de Guachinche". Nos encantó el sitio y la amabilidad que nos mostraron (y, todo hay que decirlo, las garbanzas). Así que quedamos en ir el Domingo a picar algo. 

Allí que nos fuimos, tempranito. Como decía, van variando los platos que ofrecen. Ese día, además del ya comentado Conejo y de lo que pedimos nosotros,  tenían Pastel de carne, Queso blanco, Carne fiesta y Bonito fresco en adobo. También pueden encontrar Tollos, Fabada, Costillas con papas o Ensalada. Para acompañar, su vino La Palmera, tinto,  o un blanco afrutado que merece mención aparte. Nos pareció que no íbamos a poder con una botella, así que  decidimos pedirlo por copas, con un seven up para rebajarlo, como siempre. En cinco minutos llevábamos tres copas cada uno, sin seven up ni nada, y al final nos iba a salir más caro que pedir la botella entera, cosa que finalmente hicimos. Sin ser un entendido ni haber catado demasiados, si les puedo decir que es el mejor blanco que he probado. ¡Cómo bajaba!. Y ese agradable sabor dulce del principio no daba paso al amargor final de otros, que es justo lo que no me gusta del vino, razón por la que le añado seven up. Estaba riquísimo, la botella voló enseguida, y hubiéramos podido con otra, pero a ver cómo salíamos de allí.

Y vamos a lo principal, la comida. Las Garbanzas, ya lo dijimos el día anterior. Como se les terminó la Fabada, la cambiamos por una fresca Ensaladilla, muy buena y casera. Probamos por primera vez unas croquetas de Conejo, aunque también las preparan de atún o verduras. Buen empanado, y buen relleno. El Escaldón estaba muy ligero y sabroso, sabor que potenciamos con los mojos que nos pusieron al principio. Y terminamos, cómo no, con el Conejo en salmorejo. Muy rico, y bastante carnosito. Por ponerle algún pero, para que no se me hinche demasiado la cocinera, hubiera agradecido un buen plato de papas arrugadas para acabar con esa salsa, en lugar de las papas fritas. De postre, un rico trozo de tarta de limón (lo de Lemon Pie en la carta no suena muy guachinchero). Tenían también de galleta con café o con chocolate.  Terminamos con tres cafés de cafetera casera. La atención, tan buena como el día anterior, y el relajado ambiente que se respiraba se prestaba para una buena tarde, como así fué. ¿Y el precio?. Miren la foto de abajo. La ensaladilla, el escaldón y las garbanzas eran medias raciones, pero bien colmadas, y no nos quedó apetito para pedir nada más. Teniendo en cuenta que la botella de vino costó 7 euros, además de tres refrescos, pues qué quieren que les diga del precio. Si además salir henchidos cuatro personas, de buena comida y bebida, en un sitio bonito y agradable, bien atendidos, paga por todo (incluido el vino) poco más de 29 euros, que quieren que les diga. Pues éso, que no sé a qué esperan para ir.
Dirección: Calle La Herrera, 85. EL SAUZAL
Teléfonos: 664-358 768 / 676-546 294


Coordenadas:
Latitud: 28.479171204529653 (28º 28' 45.02" N)
Longitud: -16.429021785705572 (16º 25' 44.48" W)
 
Imprimir artículo

11 comentarios:

  1. Oiga amigo, pinta tiene el tema, así que nos acercaremos lo más pronto posible para catar ese vino blanco afrutado, que ya llegan los calores y esas viandas que tienen muy buena pinta, el problema será al salir si vamos cuesta arriba o cuesta abajo. La pregunta es que veo que solo están sábados y domingos ¿pero solo al medio día o por la noche atienden los sábados para ir a cenar?...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si. también abren para cenar. Por lo menos los sábados, que yo recuerde. Lo bueno de que no tenga muchos aparcamientos cerca, es que al salir vas despejando los vapores del vino con la caminata.

      Eliminar
    2. Jajajaja... por eso te decía lo de la cuesta, que siempre sea para arriba, pues para abajo en la vída... en breve pasaremos por ahí...

      Eliminar
  2. Hola:
    Me has picado la curiosidad con el vino blanco. Si iguala o mejora el de la zona de Guimar seguro que es un exito seguro.
    En cuanto pueda me acerco por allí a dar una vuelta, por supuesto que a los platos y al vino.
    Esto lo digo por que mi abuelo decía siempre que mas vale una vuelta en el plato que ciento a la mesa!!!.
    Muchas gracias

    Jesus

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2/6/13 15:26

    Una vez más siguiendo las recomendaciones del blog fuimos al Guachinche La Palmera con un grupo de amigos y tenemos que decir que el Quico como siempre lleva razón y fue un buen descubrimiento. La comida muy buena, le atendimiento mejor y las instalaciones… Es verdad que para nada piensas que estás en un guachinche salvo por el precio. Comimos Ensalada, garbanzas, carne con papas, escaldón, conejo, y croquetas, las de conejos son exquisitas. Las raciones son abundantes y nosotros pedimos también abundantemente (2 y hasta 3 platos de cada cosa). Eso con tres postres (que estaban buenísmos, sobre todo el “limon pie”), café de cafetera para todos y dos botellas de su excelente vino tinto tocamos a 15 € por persona. O sea, precio de guachinche pero como si fuera un gran restaurante. Para rematar la jornada nos dieron un paseo por la bodega que resultó también muy interesante. Así que lo recomendamos sin la más mínima duda y que lo disfruten. Ah, bebimos tinto muy bueno pero nos trajimos una botellita de ese vino blanco que está… aún mejor… ¡Habrá que volver pronto y traernos otra botellita porque según nos dijeron ya les quedaba muy poco!

    ResponderEliminar
  4. No solo pinta bien, le sumariamos a la categoría de lugar con encanto, la noche del sábado fuimos a cenar la parienta y yo, disfrutamos de unos excelentes platos, un buen vino y nos gozamos una puesta de sol desde la ventana de las que no tiene precio, además nos atendieron de una forma encantadora, un sitio que ya pasa a ser de los fijos en mi agenda de lugares con encanto donde ir a pasar una velada maravillosa, muy recomendable, la tarta de limón una delicia, te ponen una mermelada de uva negra de la finca con los quesos a la plancha que es un manjar de dioses, los champiñones riquísimos, en fin hay que ir al "guachinche" de bodegas La Palmera...

    ResponderEliminar
  5. HOLA A TODOS.HOY HE CELEBRADO CON MI FAMILIA UN DIA MUY ESPECIAL EN ESTE GUACHINCHE. LA COMIDA ESTABA MUY BUENA, CON UNOS CHAMPIÑONES RELLENOS MUY RICOS Y UN CONEJO ESPECTACULAR, ASÍ COMO EL POSTRE DE LIMÓN QUE ESTABA FANTÁSTICO. NI QUE DECIR QUE EL VINO ACOMPAÑO LA COMIDA DE MANERA MAGNIFICA.EL TRATO FUE MUY BUENO, Y EL PERSONAL PREOCUPADO Y ATENTO EN TODO MOMENTO PARA QUE TODO SALIERA BIEN. MAS TARDE HICIMOS UNA VISITAMOS A LA BODEGA,DONDE NOS EXPLICARON MUY BIEN EL PROCESO DEL VINO Y ASÍ PASAMOS TODOS UNA TARDE DE DOMINGO MUY AGRADABLE Y SALIMOS MUY CONTENTOS. AHHHH EL PRECIO ESTUPENDO . QUE MAS DECIR ¡¡¡¡QUE SE LOS RECOMIENDO !!!!

    ResponderEliminar
  6. Pues tendremor q dir entonces!!!esa bodeguita la conocemos bastante bien!!

    ResponderEliminar
  7. En Junio escribí un post recomendando este establecimiento, tanto por su comida, como por el entorno, el trato familiar y los precios. Teníamos tan buen sabor de boca de nuestra primera visita que decidimos repetir, y la verdad que la decepción ha sido tremenda. Primero hicimos una reserva de la cual nadie en el bar tenía constancia, al parecer la persona que nos atendió se olvidó de comunicarlo. Cuando llegamos se les habían acabado parte de la comida que tenían para ese día, hicimos el pedido con lo que quedaba, pero al rato nos dicen que tampoco les quedaban croquetas, nos trajeron medio pan y cuando volvimos a pedir nos dicen que se había acabado. Las papas fritas de los huevos al estampido estaban completamente negras, y el revuelto que pedimos para sustituir las croquetas lo harían con un solo huevo porque era apenas una tapita. Y por último el conejo estaba poco frito, tirando a crudo. Por supuesto, no quedaba tampoco postre. Las explicaciones que nos dieron es que estaban desbordados porque tenían personal en una feria (entre ellas la persona que cogió la reserva) y un accidente de la cocinera al quemarse una mano. Entiendo que estuvieran desbordados y el percance real de la cocinera, pero considero que se debía haber previsto la falta de personal contratando extras y una mejor planificación o bien diciendo a los clientes antes de sentarse que ya queda poco que servir. Y en nuestro caso, ya que la comida había sido un desastre podrían haber tenido un detalle para compensarlo, algo que tampoco tuvieron. En definitiva por 4 “platos” y un litro de vino pagamos 36 € y salimos casi con más hambre de la que entramos. Sinceramente espero que fuera un mal día, porque cuesta creer que un negocio que fue una grata sorpresa cuando abrieron apenas unos meses atrás se haya descuidado tanto en tan poco tiempo.

    ResponderEliminar
  8. Hoy hemos estado en este guachinche mi mujer, mi hijo de tres años y yo. Acudiamos con buenas expectativas por las críticas aquí leidas. He de decir que realmente han sido superadas.
    La comida buenísima, destacando las croquetas de remolacha, el escaldon con sus mojos y el postre de limón.
    El vino tinto ( hasta la próxima semana no tenían el blanco) muy bueno tambien.
    Y para terminar el precio me pareció muy barato.
    Si a esto unimos unas magnificas instalaciones y un excelente trato por parte del personal, tienen en el Sauzal un lugar estupendo para comer y pasar un rato agradable.
    El único "pero", que vivimos en Las Palmas y tardaremos en volver. Me queda esa magua.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo6/2/14 18:16

    Pues a mi no me gusto, las croquetas de remolacha muy bastas sabían a harina, bastante soso todo, entre plato y plato tardaron una eternidad, poca cantidad, eso si el vino no esta mal (por cierto me pase toda la noche en el baño) muy extraño ¿no?

    ResponderEliminar

Comenta lo que quieras

* * * * * Top 5 sitios más vistos del blog * * * * *