sábado, 8 de junio de 2013

Guachinche El Racimo (Casa Miguel)


¡Mira!, en ésa calle de La Corujera no había ningún guachinche, que yo sepa. En casi todas las demás si, pero ahí precisamente no. Pues desde hace poco, también lo tiene. Ya queda menos para que cada calle tenga el suyo. Y a mí me parece muy bien, más donde elegir. Es de alabar que, tal como está la cosa, y tal como está de competida esa zona salpicada de tanto Guachinhe, alguien siga apostando por la difícil tarea de  hacerse un hueco. En éste caso, lo hace ofreciendo lo que uno tiene en mente cuando piensa en un Guachinche clásico: bajos de una casa, suelo de cemento, decoración de lo más básica, comedor de tamaño medio, mesas con manteles de hule y muchas bobinas a modo de sillas

Y hablando de las bobinas, dejo aquí unas dudas que siempre he tenido, y no me he atrevido a preguntar: ¿de dónde sacan tanta bobina los guachinches para mesas y sillas?. ¿Las venden en algún sitio concreto?. ¿Las ponen por ser baratas, o por darle estética guachinchera al comedor?. Porque a veces, viéndolas, me parece que pueden ser más caras que unos simples taburetes. En fin, algún día me enteraré. Seguimos. Junto a este comedor, otra zona donde se encuentra la cocina y por lo menos otra mesa, no se si hay alguna más. Imagen sencilla y austera del local, y de la comida, como comprobé después.

Pasamos una tarde sólo con la idea de probar su plato estrella, una original combinación que no había oído antes: Salchichas con castañas. Pues estaba bueno. Sin ser una maravilla gastronómica, tenía buen sabor, sobre todo la salsita. No les muestro aquí el plato porque, al oír la carta que nos recitó (especialmente las Potas en salsa), pensamos en volver, y ya le sacaría una foto con todos los platos, pero cuando volví no tenían. Ofrecen además, entre otras cosas, Queso blanco, Asadura, Carne de cabra, Bacalao, Bistec, Conejo frito o pollo.

Cuando volvimos otro día probamos unas Garbanzas, buenas de sabor, aunque un poco secas, me gustan con más salsa. Buenas también las Potas en salsa, y el Atún en mojo. Y lo mejor, la carne fiesta, tierna y sabrosa. No les quedaban postres. Para beber, pedimos una cuarta de vino y cuatro refrescos. En mi opinión, es un sitio sencillo, un guachinche típico, que atiende en un entorno familiar, y donde lo que comimos estaba correcto, sin más (que no es poco). Lo que no sé es si con eso le dará para sobrevivir en ese mar de La Corujera donde hay tantos tiburones. Ganas le están poniendo, y espero que lo consigan. Citando la frase que ha tomado como eslogan una cadena de ¿restaurantes?, "lo importante no es que vengas, es que vuelvas". Y será que nos estamos acostumbrando al nivel que últimamente ofrecen los guachinches, (bien es cierto que la mayoría no lo son), pero siendo sincero, no encontré el punto destacable que me haga tenerlo en mente a la hora de volver a La Corujera.  Eso sí, es un buen sitio más donde probar comidita casera por unos 25 euros, que fué lo que pagamos nosotros. Suerte en la andadura.

Dirección: C/ La Caldera, 4. La Corujera
SANTA ÚRSULA. Teléfono: 690-177 124

Coordenadas:
Latitud: 28.4157598 (28º 24' 56.74" N)
Longitud: -16.49667539999996 (16º 29' 48.03")W 


Imprimir artículo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta lo que quieras

* * * * * Top 5 sitios más vistos del blog * * * * *